La auxiliar de vuelo Ximena Suárez Otterburg, una de las seis personas que sobrevivieron a la catástrofe del vuelo 2933 que transportaba al equipo Chapecoense, lanzó una campaña que pretende recoger fondos que le permitan su supervivencia.

“La mayor parte de mi vida trabajé como tripulante de cabina (…) el motivo por el cual pido ayuda es porque a raíz de esto no podré trabajar y seguir con mi vida normal ya que presento problemas psicológicos y físicos”, escribió la propia Suárez en la plataforma GoFundMe, donde se pueden realizar donativos.

En su estado actual le será difícil volver a trabajar, pues tras el accidente del pasado 28 de noviembre en el que murió casi la totalidad de la tripulación, la joven sufrió una fractura en la mano derecha, se lesionó el tobillo derecho y recibió múltiples heridas en el cuerpo.

Ampliar Ximena Suárez azafata de la aerolínea boliviana LaMia quedó con múltiples lesiones luego de sobrevivir al siniestro del vuelo 2933.

La joven de 28 años tiene dos hijos pequeños, a los que mantiene y cuida, por lo que para crear la campaña -que tiene como meta recolectar USD 100 mil- recibió ayuda de una hermana residente en Miami, Estados Unidos.

La campaña lanzada hace menos de 48 horas sólo ha recogido 30 dólares, por lo que sin dudas a la joven le será difícil volver a los estudios de Ingeniería de Control que cursaba en la universidad Gabriel René Moreno de Bolivia, al tiempo que trabajaba para la aerolínea LaMia.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here