En la habitual rueda de prensa que ofrece el alcalde José Bolívar Castillo se refirió al proyecto de Regeneración Urbana que se construye en el casco central de la ciudad, para una explicación técnica le acompañó el principal de la empresa fiscalizadora.

Se explicó que la obra avanza conforme el clima permite y que los parámetros para medir esos avances son diferentes porque son algunas obras las que se ejecutan a la par y por ello se evidencian algunas molestias en los usuarios.

 «Hay que entender que cuando una obra inicia hay problemas pero conforme avanza y la gente se acopla al ritmo de trabajo el impacto disminuye», señaló  José Ángel Blanco, representante de la empresa fiscalizadora.

Argumentó que la parte más sensible es el agua potable porque con el peso de la maquinaria y las excavaciones la tubería se rompe y eso dificulta el normal abastecimiento del líquido a los vecinos de las zonas de intervención.

Durante el proceso constructivo las calles Eduardo Kigman y Gonzanamá son las que mayor dificultad han tenido, esta situación se soluciona poco a poco con el apoyo de los servicios municipales.

Fotomultas

En cuanto a las fotomultas el burgomaestre señaló que en Loja se hace escándalo por este tema y en Guayaquil existen 800 sistemas de fotoradares entre estáticos y móviles en toda la ciudad y las multas son las mismas, sin embargo allí la gente colabora con respetar los límites de velocidad y evitan sanciones.

Vendedores ambulantes

Referente al altercado que esta mañana sucedió en El Cisne entre policías municipales y comerciantes, el alcalde indicó  que detrás de ellos hay agitadores políticos que generan reacciones violentas contra la policía municipal. «Estos actos de violencia tendrán que ser juzgados y por ello presentaremos la denuncia ante la autoridad correspondiente», mencionó el alcalde.

 

Fuente: Municipio de Loja 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí