Existen 2 tipos de enfermedad del hígado graso, enfermedad del hígado por alcohol y la enfermedad del hígado graso no alcohólico o EHNA. Cada una de estas es causada por diferentes factores. Además, tienden a venir con diferentes síntomas. Saber enfrentarlos es importante para evitar complicaciones.

No existe un tratamiento específico disponible para la enfermedad de hígado graso; sin embargo, es posible que la enfermedad de hígado graso se revierte de forma natural.

¿Cómo lograrlo? Sencillo, por medio de los hábitos alimenticios apropiados. Manténte alejado de los carbohidratos refinados; también elimina los azúcares refinados y el consumo de alimentos y bebidas que contengan azúcares refinadoslo cual es perjudicial para ti si tienes enfermedad del hígado graso, además, te puede ayudar a controlar la insulina y a combatir la obesidad.  Además, aumenta el consumo dealimentos con alto contenido en fibra, como frutas, verduras, granos integrales y frutos secos.

Opta por formas saludables de grasa, ya que no todas las grasas son iguales. Lo cierto es que debes incluir las grasas saludables en tu dieta. Algunos ejemplos de fuentes de grasa saludable son el pescado, las nueces, los aguacates y el aceite de oliva. A toda costa, evita las grasas malas. Es fácil de detectar las grasas malas, ya que son sólidas a temperatura ambiente. Otras cosas que deberías limitar incluyen la margarina, la mantequilla, el queso y las carnes altas en grasa.

Fuente: E=mc2

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here