En Payanchi los vecinos están molestos por los desechos de construcciones que arrojan en la vía.  
 
El barrio Payanchi se encuentra ubicado al extremo occidental de la ciudad de Loja, se trata de una comunidad de cerca de 30 familias que tiene una vista privilegiada de la urbe y los aerogeneradores, pero también deben afrontar el problema que ocasiona el desalojo de escombros en sitios no autorizados por la municipalidad.
 
Es frecuente que durante la noche lleguen camionetas y volquetes a la zona y depositen este tipo de material junto a la carretera principal (vía antigua carretera Loja-Catamayo), aunque además lo hacen desde todo tipo de vehículos en los que sin siquiera detenerse arrojan basura común e incluso animales muertos según comentan dos habitantes del sector que piden no ser identificadas, pues además advierten problemas de seguridad en la zona.
 
Para ellas esta situación es molesta, aseguran que no hay forma de controlar por su cuenta y tampoco han contado con el apoyo de las autoridades para vigilar la vía y sancionar a los responsables, aunque reconocen que como vecindario no se han organizado para realizar las gestiones respectivas.
 
Estas ciudadanas advierten que las mismas condiciones de soledad y oscuridad que atrae a las personas para depositar sus desperdicios, está ocasionando un incremento de los hechos delictivos. Advierten que los robos en domicilios son comunes así como el abigeato, advirtiendo que incluso existiría un matadero clandestino por la zona. (CAB)
 
Tome nota
A lo largo de la vía el Municipio ha colocado letreros que advierten la prohibición de arrojar escombros.
 
El depósito de escombros es en Carigán
En la actualidad el Municipio de Loja mantiene una sola escombrera habilitada en la ciudad, la cual se encuentra ubicada en barrio Carigán, aunque existen varios proyectos que se encuentran en etapa de estudios para colocar este tipo de depósitos al sur, occidente y norte de la urbe.
 
William Medina, jefe de Descentralización y Planeamiento Territorial del Municipio, indica que se ha proyectado abrir una escombrera entre Cierra Nevada y El Rosal, en las inmediaciones de Acersa, en el Capulí, en Tierras Coloradas y Época con el objetivo de acercar este servicio a la comunidad.  
 
El técnico explica que para abrir una escombrera se deben realizar previamente un levantamiento topográfico, los estudios hidrológico y de impacto ambiental, entre otros parámetros que determinan las condiciones de la infraestructura y el manejo técnico que se requiere como la alcantarilla, drenes, subdrenes, lo que determinan el costo de ejecución.
 

Fuente: http://lahora.com.ec/index.php/noticias/show/1101949345/-1/Siguen_las_molestias_por_los_escombros.html#.V02SG_nhBdg

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here