Entre  15 a 20 sanciones pecuniarias impuso la Dirección de Higiene del Municipio de Loja a través de su Comisaría a los establecimientos que incumplieron con el manejo de los desechos biopeligrosos. Los  mayores generadores de este tipo de materiales, superan los 177.000 kilos, datos obtenidos en el año 2015.

El  tratamiento de los residuos sólidos peligrosos requiere un especial cuidado, así como su manipulación correcta, traslado y destino al Centro de Gestión Integral, donde son confinados. El  equipo profesional responsable del control,  lo dirige Vinicio Luzuriaga, jefe de Salud de la Dirección de Higiene Municipal.

El funcionario explica que  el registro diario permite un reporte y estadística oportuna para conocer la producción de estos desechos que se generan en clínicas, hospitales, centros de salud, consultorios médicos y clínicas veterinarias. En cada sitio el personal municipal vigila el cumplimiento estricto  del protocolo establecido por el Ministerio de Salud Pública, a fin de verificar el correcto tratamiento de los biopeligrosos.

La municipalidad realiza la recolección  y disposición  final de estos desechos desde el año dos mil  sin costo alguno, subsidiando en su totalidad este servicio que efectúa la  institución.  Para financiarlo,  la institución espera la publicación en el registro oficial   de la ordenanza sobre la tasa del servicio público de recolección, transporte, tratamiento y disposición final de los desechos sanitarios peligrosos en el cantón Loja, por lo que  el precio por concepto de retiro desde cada establecimiento y   tratamiento adecuado fluctúa entre 1,72 y 1, 75 dólares.

Las cifras de 2015,  revelan que los mayores generadores suman  177.000 kilos de producción, los centros medianos otorgan más de 11.000 kilos y los pequeños locales 6.000 kilos anuales.

Fuente: Municipio de Loja

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here