De acuerdo con la Asociación de Ansiedad y Depresión de América, los trastornos de ansiedad son las enfermedades mentales más comunes en los Estados Unidos; afectando a 40 millones de adultos; lo que sería el 18% de la población de los EE.UU.

Los trastornos de ansiedad son tratables, pero muchos buscan ayuda en forma de medicamentos recetados. ¿Y si hubiera una forma natural de tratar la ansiedad? La investigación reciente sugiere que sí la hay.

Sentirse ansioso es una emoción que la mayoría de la gente experimenta de vez en cuando. En alguien que sufre de un trastorno de ansiedad, la sensación de ansiedad es tan abrumadora que puede interferir con su capacidad para llevar una vida feliz. Hay varios tipos de trastornos de ansiedad:

Trastorno de Pánico: Las personas con esta condición tienen sentimientos de terror que aparecen repentinamente y repetidamente sin advertencia.
Trastorno de Ansiedad Social: También llamado fobia social, esto implica una abrumadora preocupación y autoconciencia sobre las situaciones sociales cotidianas.

Fobias Específicas: Son temores intensos acerca de un objeto o situación específica, como el miedo a las alturas o a los espacios cerrados.
Trastorno de ansiedad generalizada: Esto es una preocupación excesiva, irrealista y tensión constante, incluso si no hay nada que provoque ansiedad.

La causa exacta de los trastornos de ansiedad aún se están estudiando, pero los investigadores creen que muchos de estos trastornos son causados por una combinación de factores, incluyendo cambios en el cerebro y el estrés ambiental. Los estudios han demostrado que el estrés severo o prolongado puede cambiar la forma en que las células nerviosas transmiten información de una región del cerebro a otra.

La vitamina anti-ansiedad: Aunque hay varios enfoques diferentes para tratar la ansiedad, tales como consejería, terapia de relajación, y cambios en la dieta y el estilo de vida, muchos de los que sufren de trastornos de ansiedad recurren a medicamentos recetados. Investigaciones recientes, sin embargo, han demostrado que podría ser falta de una vitamina importante que carece en la dieta de las personas que sufren el trastorno de ansiedad.

La niacina o la vitamina B3 es una de las vitaminas del complejo B soluble en agua. Es esencial para la reparación del ADN, la síntesis de hormonas esteroides y el metabolismo energético. La niacina tiene la capacidad de relajar el tejido muscular que compone las arterias, aumentando su diámetro en un proceso llamado vasodilatación. Esto conduce a un aumento del flujo sanguíneo y reduce la presión arterial, y también aumenta los niveles de HDL, mientras que reduce los niveles de LDL para mejorar aún más la salud cardiovascular. En cuanto a la ansiedad, la niacina actúa como un antídoto contra la adrenalina, que a menudo se produce en exceso en los que sufren de ansiedad.

Mira el video aquí:

 

Fuente: Mis Curiosidades

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí