Se extendió el plazo para que las instituciones financieras cambien a los clientes las tarjetas de débito y crédito antiguas por las de chip.
 
Hasta el 19 de junio del 2015 es la nueva fecha. La disposición fue emitida por la Junta Bancaria en abril del 2012. El dispositivo electrónico permitirá que el uso del plástico al hacer transacciones en los cajeros automáticos sea más seguro.
 
Santiago Rodríguez, presidente del Comité Ecuatoriano de Seguridad Bancaria en la Asociación de Bancos Privados, señala que “la tarjeta inteligente, su chip tiene ya toda la información encriptada, igual viaja por toda la red encriptada, entonces lo que se hace con esto es minimizar el tema de clonaciones”. 
 
El chip funciona como una pequeña computadora, procesa y almacena información única sobre las transacciones con la tarjeta. Con este sistema se evita casos de fraude informático, pues es más difícil acceder a la información que ya no está en la banda magnética.
 
“Pero el cliente también tiene que tener su parte de responsabilidad, especialmente en cuestión de claves, ser muy celoso en la situación porque el delincuente siempre nos está acechando”, agrega Rodríguez. 
Son cuatro millones de tarjetas que se tienen que cambiar en el Ecuador y 3.000 cajeros automáticos deben acompañar esta tecnología. Por eso, los bancos privados se apresuran en hacer los cambios. 
 
En caso de que su tarjeta haya sido suspendida y aún no le han entregado la nueva con chip, podrá retirar el dinero del cajero automático a través de la telefonía móvil. 
 
José Rivera, experto en tecnología, explica cómo: “A través de las aplicaciones ahora nosotros podemos acceder a dinero, gestionándolo directamente con el banco de forma electrónica. Lo primero que debemos realizar es descargar el aplicativo, instalarlo, una vez instalado lo que haces es ingresar al sistema del banco con un usuario y una clave que ya te dan previamente. Luego de realizar la transacción electrónica, poner el monto y asegurarse de que se trate de una transacción legal, lo que haces es acercarte al cajero y retirar el dinero. Esto nos brinda de alguna forma facilidades para los usuarios”. 
 
Según estudios técnicos, el uso del chip en las tarjetas reduce en un 85% y 95% los perjuicios a los usuarios y a la banca.
Fuente: http://www.vistazo.com/seccion/pa%C3%ADs/se-extiende-plazo-para-reemplezar-tarjetas-de-d%C3%A9bito-y-cr%C3%A9dito-por-las-de-chip

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here