Bajo un espléndido sol, el alcalde de Loja, José Bolívar Castillo,  junto a sus colaboradores ascendieron la colina más alta del barrio Chinguilanchi, ubicando en la parte nor oriental de la ciudad. Aquí la municipalidad construye un tanque de reserva de agua potable, con una capacidad de almacenamiento de mil metros cúbicos. La obra se desarrolla con la finalidad de incrementar la reserva de líquido para la ciudad.

El burgomaestre lojano, destacó que la municipalidad cuenta con tres plantas potabilizadoras de agua, siete captaciones y 66 tanques de reserva que funcionarán de manera sistemática. Destaca que el nuevo tanque se incorpora al existente que tiene una capacidad de mil m3, igual al que está en construcción.

Menciona que la municipalidad busca incrementar la reserva pública de agua que llegará hasta los 40 mil m3 en la ciudad, a ello se sumará la red privada que ascenderá a 50 mil m3 del líquido, de tal forma que no haya desabastecimiento de agua.

Al momento el tema del servicio de agua potable se desarrolla de manera planificada, sostiene el Alcalde de Loja, pues cuentan con un data center que les permite conocer de manera permanente como está la distribución del servicio, información que llega tres veces al día, tanto a los directivos de UMAPAL como a la primera autoridad del cantón.

Mirador

Sin duda que Chinguilanchi es un sitio espectacular de la urbe, pues se puede observar todo el ancho y largo de la ciudad, situación que llamó la atención de las autoridades municipales, que consideran puede ser un espacio apropiado para generar un mirador.

Como primera actividad se hará una evaluación del terreno para iniciar con la planificación, indica Sonia Cueva, directora de Planificación de la Municipalidad. Añade que este espacio se podría convertir en un área verde muy atractiva para propio.

 

Leer más: Municipio de Loja

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí