Dos goles de Mesut Ozil salvaron al Real Madrid este sábado en la liga española, al remontar para vencer 3-2 al Valladolid por la 15° fecha y reducir provisionalmente la desventaja respecto al líder el FC Barcelona.

Ozil anotó dos tantos de bella factura a los 45 y 75 minutos, para dar la vuelta a un marcador que se puso adverso para el Madrid en dos ocasiones con los tantos de Manucho a los siete y 22. Karim Benzema niveló transitoriamente a los 12.

La sufrida victoria deja al equipo José Mourinho en el tercer lugar de la tabla de posiciones con 32 puntos; ocho menos de los que suma el Barça, que juega el domingo en cancha del Betis, y dos menos que el Atlético de Madrid, rival del Deportivo La Coruña.

Tras un cañonazo sobre el travesaño del madridista Cristiano Ronaldo, el Valladolid convirtió un tiro de esquina en el primer gol del partido, cuando ni Sergio Ramos, ni Xabi Alonso, ni Sami Khedira acertaron a despejar el centro de Patrick Ebert y Manucho, en boca de gol, remachó a la red.

Pero un malentendido en una entrega del defensa Mikel Balenziaga a Marc Valiente propició un robo de José Callejón, titular en detrimento del argentino Angel Di María, y el canterano asistió a Benzema, quien niveló sin oposición.

El portero Dani Hernández despejó un tiro libre marca de la casa de Cristiano, pero fue el Valladolid quien volvió a morder a balón parado, cuando Manucho cabeceó en el área chica otro servicio de Ebert, ante la floja marca de Ramos.

Nuevamente Callejón estuvo a punto de rentabilizar un resbalón de la zaga local, pero su intento de sombrero se fue desviado y Ebert siguió martilleando el arco madridista con un tiro libre que lamió el poste derecho de Iker Casillas.

Pero la lesión del volante alemán desinfló al Valladolid, que reculó ante la presión visitante y acabó cediendo el empate al filo del descanso, cuando Oezil se inventó una diagonal hacia el arco y superó a Hernández tras combinar con Benzema, que le cedió la pelota de taco.

Ramos pudo adelantar a los visitantes con un ajustado cabezazo tras la reanudación, y Oscar González apuntó desviado y luego disparó a manos de Casillas en llegadas sucesivas.

Jugado a ritmo de sprint, el choque enloqueció y Hernández se creció frente a un latigazo de Di María, ingresado al descanso. En pleno vértigo, Benzema fue interceptado en falta al borde del área y nuevamente apareció el talento de Oezil para anotar el gol de la victoria en un tiro libre directo, superando suavemente la barrera y la estirada del arquero.

Desarmado y cansado, el Valladolid buscó el milagro pero careció de frescura en el tramo final, únicamente destacando Hernández con un vuelo espectacular en un cabezazo de Ramos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here