20 flagelos han se registrado en la provincia, la mayoría producto de la actividad humana. 
 
Este año las condiciones climáticas no han favorecido el surgimiento de incendios forestales y de vegetación, sin embargo ya se han registrado 20 casos. Esto lleva a redoblar los esfuerzos en la prevención, pues el origen de estos eventos estaría íntimamente ligado a la actividad del hombre.
 
Fabrizio Riofrío, coordinador zonal de la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos (SNGR), indica que con el Ministerio del Ambiente han activado hace varias semanas  la campaña ‘Protejamos nuestros bosques’, con el objetivo compartir información a la comunidad y fortalecer los planes de contingencia, la cual han tenido que desarrollar de forma paralela al control de incendios.
 
Indica que el caso de mayor gravedad que se registra en la provincia de Loja se dio en el sector El Chaupi, de la parroquia Vilcabamba, en donde se consumieron 40 hectáreas de pastizales, sin embargo la afectación total en todos los eventos llega a 190 hectáreas entre vegetación nativa y pastizales, sin que se hayan afectado viviendas y personas.
 
“La mayor parte son por quemas no controladas”, señala el coordinador de la SNGR, quien señala que es importante generar conciencia colectiva sobre este problema que se presenta todos los años en  esta temporada, tendiendo mayor incidencia en agosto debido al calor y el incremento de vientos.
 
Cómo prevenir
Riofrío recuerda que las quemas agrícolas se las pueden realizar bajo autorización del Ministerio del Ambiente, siguiendo parámetros técnicos y con el control de técnicos forestales, por lo que recomendó que no se realicen si no es de esta forma, insistiendo además que existen sanciones penales para aquellas personas que sean responsables de incendios forestales y de vegetación.
 
Además recomendó a la población alertar en caso de encontrar a personas realizando quemas al margen de la ley, así como cuando existan zonas en donde el fuego se ha propagado a fin de actuar de manera inmediata como ha venido ocurriendo en estos últimos meses, más aún cuando se vienen las festividades de agosto en la que el riesgo aumenta por los fuegos artificiales, globos y fogatas que suelen encenderse por parte de los peregrinos.
 
Fabrizio Riofrío destaca que al momento los cuerpos de bomberos han jugado un papel muy importante, al ser los encargados de dar la primera respuesta gracias a la oportuna alerta de la ciudadanía a través de las llamadas al ECU 911. (CAB)   
 
“Esperemos que no existe un incremento de incendios durante agosto que es el mes de mayor incidencia”
Fabrizio Riofrío
coordinador zonal de la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos
 

Fuente: La Hora

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here