El presidente de la República Rafael Correa fustigó este sábado, como lo hizo el viernes en Twitter, a su exministro de Hidrocarburos Carlos Pareja Yannuzzelli, por las declaraciones que circularon en esa red social, en las que asegura que el vicepresidente y candidato a la reelección Jorge Glas Espinel sabía sobre los actos de corrupción que se habrían cometido en la estatal Petroecuador.

Pareja, investigado por haber recibido supuestamente sobornos, dio algunas de declaraciones bajo la prueba del polígrafo. Correa lo instó a volver al país: «Que venga acá con el polígrafo pero no a responder preguntas chimbas (falsas)».

El mandatario aseguró, ante las afirmaciones de Pareja de que su vida correría peligro en Ecuador: «Le damos todas las garantías y le ponemos un polígrafo de verdad».

‘¿Cómo se evita que alguien tenga una cuenta en paraísos fiscales? Ni la oposición fiscalizando lo hubiera detectado. Lo que hay que hacer es sancionar cuando se descubra’, expresó Correa sobre las acusaciones de que Pareja contaba con esos mecanismos para recibir las coimas.

Pareja dijo en su entrevista con periodistas en Miami que Glas conocía de todas las irregularidades y que estaba al tanto de todo. ‘No hay capacidad humana de que alguien pueda conocer todo lo que sucede’, dijo Correa al respecto y describió a su vicepresidente como «una persona íntegra que no roba ni deja robar».

Correa calificó a las declaraciones de Pareja como «bombas» para afectar la candidatura del candidato oficialista Lenin Moreno y aseguró que posiblemente la próxima semana habrá más acusaciones, esta vez por el caso Odebrecht.

«No tienen pruebas, no hay nada», insistió Correa, quien zanjó el tema diciendo que por cualquier otra denuncia, «discutimos después del 19 de febrero (elecciones presidenciales y legislativas)». Agregó: «Si alguno de nuestros candidatos está involucrado en algo chueco, renuncia».

Finalmente, defendió el proyecto para la construcción de la refinería del Pacífico en Manabí y explicó que si no se ha edificado nada hasta ahora no es por problemas de ingeniería (como sostuvo Pareja). «Hay muchísimos interesados, el problema es el financiamiento».

Rechazó que Pareja haya descrito a este proyecto como un «elefante blanco» y comentó que «el único que hacía elefantes blancos era él (Pareja), que hizo un edificio (para la petrolera estatal) sin mi conocimiento y cuando me enteré, le metí siete oficinas (otras entidades públicas) donde solo iba a estar Petroecuador». (I)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí