Con el grito ‘Fuera Correa, fuera’, padres de familia mostraron su inconformidad.
 
Fue un día triste. Algunos padres de familia llegaron de negro, en señal de luto, porque consideran que Loja perdió con la decisión de hacer del Colegio Militar ‘Lauro Guerrero’ un establecimiento fiscal, administrado por el Ministerio de Educación.
 
Las lágrimas en los rostros de estudiantes y docentes, dejaban clara la inconformidad por esta transición, sobre todo al recordar que son 22 años de vida del establecimiento en esta localidad.
 
Pero, en medio de todo ese sinsabor, entre los padres de familia y estudiantes aún se guarda la esperanza de que el plantel vuelva a ser Colegio Militar, asegurando que no desmayarán en esa intención.
 
Tristeza
“Mi sueño se cumplió cuando ingresé a este colegio, pero ahora me lo acaban de quitar”, con estas palabras Camila Atarihuana, en medio de su nostalgia, resumió el sentir de muchos de sus compañeros.
 
La estudiante de primero de bachillerato, recuerda la alegría que sintió cuando sus padres le dieron la noticia que ingresaría al Comil a octavo año de educación básica. La disciplina, el civismo y el respeto, son valores que destaca Camila, quien seguirá en el plantel hasta graduarse, con la ilusión que nuevamente se convierta en una unidad educativa militar.
 
Nelson Sáenz, dirigente de los padres de familia, dijo que es muy duro este cambio, enfatizando que con esto Loja y el sur del país pierden una institución con 22 años de prestigio.
 
Ceremonia
En los patios del establecimiento se cumplió la ceremonia de entrega del Colegio Militar al Ministerio de Educación.
 
En este espacio, el estudiante Jorge Eduardo Torres Toledo llenoó de emotividad a los asistentes con su intervención, en la cual destacó la labor del Comil. “Este prestigioso plantel educativo, ha sido en Loja, en nuestra hidalga ciudad, el único centro de formación de cadetes durante 22 años”, expresó el alumno del Lauro Guerrero.
 
Seguidamente Geovanny Masabanda, rector saliente del Colegio Militar, mostró su agradecimiento a los padres, cadetes y personal del establecimiento. En su alocución recalcó que la formación integral que se brinda a los cadetes en un colegio militar se basa en los principios de honor, disciplina y lealtad.
 
“Es aquí donde se han forjado profesionales, ciudadanos y ciudadanas, que han sabido llevar en alto y con lealtad el nombre de la institución educativa que los formó”, señaló el oficial Masabanda, agregando que todo cambio implica un reto y brinda nuevas oportunidades.
 
Protesta
El solo anuncio de la intervención del Coordinador Zonal de Educación, Rolando Sigcho, ya generó el rechazo de los padres de familia. Al unísono hicieron gestos para demostrar su descontento.
 
Esto, mientras el representante del Ministerio de Educación aseveraba que esta es una transferencia muy importante, asegurando que asumen esta institución educativa con la premisa de continuar con el trabajo educativo de la revolución ciudadana.
 
Apenas pronunció Rolando Sigcho estas palabras, el grupo de padres de familia empezó a gritar “Fuera Correa, fuera”, esto en reiteradas ocasiones.
 
El coordinador zonal no detuvo su intervención y enfatizó que el gobierno actual ha mejorado la educación en el país, a la vez que reconoció que este cambio genera sentimientos en los padres de familia. “Todos los criterios son bienvenidos”, señaló Rolando Sigcho.
 
Por su parte el oficial Gustavo Herrera, delegado del Comando de Educación y Doctrina del Ejército (CEDE), destacó que al regresar a Loja se encontró con un Colegio Militar bien organizado.
 
Además Herrera señaló que es un momento de nostalgia por el esfuerzo realizado, para generar hombres de bien y decir “que de este de colegio han surgido valerosos soldados, héroes de mi Patria, personal que ha apoyado al desarrollo de nuestro país y personal convencido de nuestros ideales de patriotismo, honor y lealtad”.
 
Terminada la ceremonia, estudiantes, padres de familia y el personal militar que era parte del plantel, se abrazaron, se despidieron y con lágrimas en los ojos se dijeron hasta pronto, porque en sus miradas se podía percibir esa esperanza de volver a ser un colegio militar. (OGS)
 
Lauro Guerrero
Nuevas autoridades
Kléver Barzallo, rector.
Luisa Encalada, vicerrectora.
Víctor Peralta, inspector.
 
Preocupación en docentes
Mientras se cumplía este acto de entrega del Colegio Militar al Ministerio de Educación, entre un grupo de docentes había preocupación porque serían separados del establecimiento y asignados a otros planteles, incluso fuera de la provincia de Loja.
 
De acuerdo a información obtenida por este medio, eran 12 los docentes que no continuarían en la ahora Unidad Educativa Fiscal Lauro Guerrero, pero cuatro de ellos prácticamente tendrían solucionada su permanencia.
 
No perdemos la ilusión (…) y no vamos a desmayar para que esto se revea”.
Nelson Sáenz
Dirigente padres de familia
 
Lamentablemente hay que despedirnos y no podemos hacer más que ver cómo nos quintan nuestro colegio”.
Jonathan Valverde
Estudiante
 
El colegio militar nos ha enseñado a ser disciplinados, sobre lealtad y disciplina”
Yoconda Ordóñez
Estudiante
 
Sé que habrá oportunidades para todos, pero siento  gran pena porque se pierde el Colegio Militar y lo que era”.
Darwin Gonzaga
Estudiante
 
Mi sueño se cumplió cuando ingresé a este colegio, pero ahora me lo acaban de quitar”
Camila Atarihuana
Estudiante
 

Fuente: La Hora

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here