El ministro de Interior de Turquía, Süleyman Soylu, confirmó que el hombre que el lunes 19 de diciembre asesinó al embajador ruso en Ankara, Andrei Karlov, es un policía que formaba parte de las fuerzas antidisturbios.
 
“¡Allahu Akbar! (‘Alá es grande’)”, fueron las primeras palabras que gritó el terrorista. Luego, pronunció los aparentes motivos de su ataque: “¡No olviden Siria! ¡No olviden Alepo! ¡Mientras que no estén seguros, usted no estará seguro! ¡Los responsables de las atrocidades tienen que pagar el precio aquí!”, gritó el hombre, identificado como miembro de las fuerzas de seguridad turcas y que se infiltró en el acto.
 
Nacido en 1994 en Söke, una ciudad en el oeste de Turquía, el asaltante se llamaba Mevlüt Mert Altintas y llevaba dos años y medio en las fuerzas antidisturbios, confirmó Soylu en una comparecencia ante la prensa, transmitida en directo por la cadena turca NTV.
 
Agregó que, tras el atentado, policías turcos acudieron a la sala y abatieron al asesino en un tiroteo en el que tres de los agentes fueron heridos, pero sin gravedad.
 
Las autoridades turcas han prometido “llevar a los responsables ante la justicia” y, horas después de la muerte de Karlov, la policía turca detuvo a la madre y a la hermana de Altintas en la ciudad de Söke, informa el diario Hürriyet.
 
Las dos mujeres fueron trasladadas a comisaría para ser interrogadas, mientras que la policía registró el domicilio. 
 
Puede ver el video aquí. 

Fuente: Ecuavisa

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here