Imposible escaparse de ninguno de los dos. En muchos casos, se padece con más frecuencia de lo que se desearía.
 
Los síntomas son similares y suelen confundirse con frecuencia, pero la gripe no es un resfriado fuerte.
 
La gripe la causan las variantes del virus de la influenza mientras en el resfriado estamos hablando de hasta 200 tipos de virus.
 
En el caso de la gripe, pueden presentarse complicaciones graves en algunas circunstancias.
 
Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), entre éstas se encuentran la neumonía, la miocarditis, la encefalitis y la miositis, que son inflamaciones en los pulmones, en el tejido que rodea al corazón, al cerebro y a los músculos, respectivamente.
 
Los niños, los ancianos, las mujeres embarazas y las personas que sufren de ciertas condiciones crónicas tienen más propensión a enfermedades como las descritas con anterioridad.
 
En la mayoría de los casos, sin embargo, las personas suelen recuperarse en menos de dos semanas.
 
Diferencias entre una y otro
 
Pese a las semejanzas, hay algunas indicaciones que podrían ayudar a identificar si se trata de uno o de otro.
 
 
Virus
 
Los antibióticos no sirven para combatir al virus que causa el resfrío.
 
El Sistema Nacional de Salud del Reino Unido (NHS, por sus siglas en inglés) señala que, en el caso de la gripe, los síntomas se presentan con rapidez e incluyen dolores musculares y fiebre.
 
El malestar es tanto, que no es posible realizar las actividades regulares.
 
En lo que respecta a los resfríos, los síntomas se presentan de manera gradual y no son muy fuertes.
 
Pese a la molestia, es posible continuar con la rutina. Adicionalmente, la nariz y la garganta suelen ser las zonas más afectadas.
______________________________
 
SÍNTOMAS EN CASOS DE…
 
GRIPE
Fiebre
Tos seca
Debilidad y cansancio
Dolor muscular, abdominal y en las articulaciones
Escalofríos
Náusea
Estornudos
Nariz congestionada
Garganta irritada
Pérdida de apetito
Dificultad para dormir
 
RESFRÍO
Tos
Estornudos
Nariz congestionada
Garganta irritada
Dolor de cabeza
Temperatura ligeramente elevada
 
 
Fuente: NHS y CDCç
 
 
 
Miel y limón
 
La miel y el limón ofrecen alivio temporal
 
 
Cómo combatirlos
 
Pese a la variación en la intensidad de la molestia, ambos son incómodos.
 
Para aliviarlos, hay alternativas que sirven… y otras que no. Te contamos de algunas.
 
ALIMENTA AL RESFRÍO, PERO NO A LA GRIPE
 
Hay un proverbio que recomienda comer estando resfriado, pero no cuando se tiene gripe. Sin embargo, el Centro para el Resfrío en Cardiff, Reino Unido, indica que no hay evidencia que sustente esta sugerencia.
 
El comentario puede estar vinculado con el hecho de que cuando la temperatura de la persona es elevada, se le quita el apetito, y como esta etapa de la gripe suele durar pocos días, comer poco no causa mayor perjuicio, explica Claudia Hammond, especialista en Salud de la BBC.
 
Según el consenso médico, sin embargo, es fundamental consumir líquidos, particularmente cuando hay fiebre, porque el cuerpo necesita recuperar los fluidos que pierde.
 
 
Analgésicos
 
El uso de analgésicos es indistinto, todos ayudan.
 
 
Si la persona lo tolera, también tiene que tratar de comer bien.
 
PARACETAMOL, IBUPROFENO Y OTROS
 
Para sobrellevar los síntomas, los analgésicos y los descongestionantes son una buena opción.
 
«El paracetamol y el ibuprofeno pueden tomarse indistintamente para controlar el malestar, el dolor y la fiebre», afirma el médico Rupal Shah, en el sitio web del NHS.
 
Y añade: «La inhalación de vapor y productos que ayudan a descongestionar las vías nasales ayudan a destapar la nariz».
 
En esos casos, la solución salina que venden en las farmacias o incluso una preparada en casa con agua, sal y bicarbonato de sodio, es otra alternativa, de acuerdo al sitio web médico WebMD.
 
¿VITAMINA C?
 
Quien no ha escuchado la creencia popular de que la vitamina C es buena para prevenir y combatir la gripe…
 
Pero no hay suficiente evidencia para respaldar esta recomendación de las abuelas, según diversos estudios publicados en la Biblioteca Nacional de
Medicina de Estados Unidos.
 
Las investigaciones con respecto al tema no han encontrado información que permita asegurar que la vitamina C acelera la cura de la gripe o evita que se desarrolle.
 
MIEL Y LIMÓN, WHISKY, EUCALIPTO O MENTOL
 
No existe mayor evidencia científica acerca de la efectividad de ninguna de las sustancias referidas con anterioridad.
 
Sin embargo, la miel y el limón pueden ofrecer alivio temporal cuando hay tos y molestia en la garganta porque la miel es un emoliente y mejora la sensación que produce una garganta irritada, según el NHS.
 
Algo similar ocurre con el eucalipto y el mentol, aplicar un poco en el pecho o aspirarlo después de disolverlo en agua caliente, ayuda momentáneamente a
la descongestión.
 
NO y NO
 
Los antibióticos no son útiles en estos casos, salvo en circunstancias particulares, como la aparición de una infección bacteriana.
 
Pero en términos generales, no son efectivos en el tratamiento de la gripe o el resfrío porque son causados por algún virus, y los antibióticos no los combaten.
 
 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí