Ayer hubo una mañana de protesta en Catamayo. Obreros reclaman el pago de haberes.
 
Catamayo. Encadenado a una gran columna de hormigón armado y con la mirada fija en las oficinas de la compañía china Sinohydro Corporation  Limited. Así permaneció por dos horas ayer, en Catamayo, Edwin Gualaquiza, obrero de la empresa Ecuavolqueteros. Lo hizo para reclamar el pago de haberes. Al final  hubo una oferta.
 
La medida de hecho inició a las 08:00. Hacia las afueras de la compañía china acudieron  los trabajadores de la Ecuavolqueteros. Allí, sus compañeros encadenaron a  Edwin Gualaquiza y tras aquello empezaron a punta de silbatos y gritos a protestar contra la empresa extranjera. En varios carteles con frases como “No más mentiras”, “Exigimos el pago que nos adeudan”, entre otras, se evidenció el malestar de los obreros.
 
Mientras ello ocurría, en la parte interna de la compañía extranjera los directivos de Sinohydro y las partes dialogaban para llegar a un acuerdo. En tanto afuera continuaban los gritos y Edwin Gualaquiza seguía atado al cemento y a unas gruesas cadenas que rodeaban su cuerpo.
 
Así, encadenado y todo, habló el obrero. Empezó diciendo que la compañía china, desde hace nueve meses, los viene engañando y que la medida extrema fue atarse a una columna de hormigón para alcanzar la atención de los directivos. “Conocemos que ya les han hecho una transferencia bancaria y no quiere la Sinohydro cancelarnos”,  precisa.
 
El estar nueve meses impagos, a decir de Edwin Gualaquiza, les ha traído inconvenientes, especialmente en los bancos que están llamando ya a cobrar las acreencias, particularmente a los garantes.
 
Es que la compañía Sinohydro adeuda a la empresa de volqueteros 150 mil dólares. Su trabajo fue en la vía Catamayo-Macará, tramo Cariamanga-Utuana, en la transportación de material pétreo.
 
A eso de las 10:00, hubo movimiento al interior de la compañía china. Se escucharon voces que se llegó a un acuerdo, entonces, Edwin Gualaquiza dejó las cadenas y se unió al resto de compañeros que comentaron el hecho.
 
Pero fue cerca del mediodía que hubo un pronunciamiento oficial. Uno de ellos fue del residente de obra de la compañía ‘Becerra Cuesta’,  Fabricio Sánchez, que fue contratada, a su vez, por la Sinohydro. El funcionario dijo que la situación está controlada y que el acuerdo es cancelar un valor y hasta julio finiquitar todo.
 
El representante de la compañía ‘Becerra-Cuesta’ manifestó estar seguro de que Sinohydro cumplirá con su palabra de cancelar hasta julio, dado que el proyecto vial compete a todos.
 
Luis Guamán, gerente de Ecuavolqueteros, corroboró lo manifestado por el residente de obra de la ‘Becerra-Cuesta’, en que se ofreció cancelar todo hasta julio, pero si ello no se concreta anunció que se adoptarán medidas más extremas. (JPP)
 
LA CIFRA
150 MIL dólares se adeuda solo a Ecuavolqueteros. Hay otras más.
 

Fuente: La Hora

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here