Todo ciudadano que tenga propiedades está obligado a mantener aceras y bordillos en buenas condiciones, caso contrario será notificado por la Comisaria de Ornato para que proceda a la reparación de los mismos.

Para realizar estos trabajos los dueños de los inmuebles deben solicitar a la municipalidad el permiso de obra menor  y proceder a ejecutar estas labores. Las personas que fueren notificadas por la Comisaria de Ornato y no cumplieren con la disposición emitida desde esta dependencia, la municipalidad con sus trabajadores podría realizar la reparación de las veredas y cobrar al propietario mediante contribución especial por mejoras, expresa José Paúl Luzuriaga, director de Justicia y Policía del Municipio de Loja.

Otra de las disposiciones que se contempla en las ordenanzas municipales es  el cerramiento de lotes  y mantener limpios estos espacios, ya que de lo contrario sus propietarios  estarían infringiendo la normativa legal y tendrían las correspondientes sanciones.

El director de Justicia y Policía manifiesta que en estos casos la  municipalidad también podría  construir los cerramientos y  los dueños deberán cancelar los trabajos que ejecutaría la institución. Para evitarse estos inconvenientes hace un llamado a las personas que tienen lotes abandonados para que construyan los cerramientos y mantengan la limpieza de los mismos.

 

Fuente: Municipio de Loja

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here