Seis votos permitieron avanzar con el análisis del proyecto. Habrá socializaciones para receptar aportes.
 
El proyecto de ordenanza para regular el control de infracciones de tránsito generadas por el exceso de velocidad en el cantón Loja finalmente fue tratado por el Concejo Municipal, que volvió a ser convocado este jueves por la tarde, luego de que el último martes no se pudo instalar la sesión por falta de quórum.
 
La sesión se cumplió en el Salón de Cabildo, a partir de las 15:30, con la presencia de conductores de taxi así como por personas particulares, algunas de las cuales a más de agredir verbalmente a la concejala Karla Suing, al tener que salir prematuramente se disculpaban con miembros de la Policía Municipal que se encontraban en la puerta del recinto, pero esta vez las barras no tuvieron una influencia directa en el debate.
 
El proceso para crear esta regulación vía ordenanza contó con cuatro propuestas, incluyendo una presentada por los miembros de las empresas de transportación comercial. No obstante, solo se dio lectura al más antiguo, el de la Comisión de Tránsito del Cabildo, con la intención de que el resto sea considerado previo al segundo debate.
 
En su contenido se consideran rangos de velocidad, condiciona el control a través de radares con la presencia de agentes municipales de tránsito, en calles y avenidas debidamente señaladas, considera una homologación de los dispositivos tecnológicos y revisiones periódicas, define el periodo para emitir la notificación y el periodo de impugnación, direcciona los recursos recaudados exclusivamente a tema tránsito y dispone campañas de educación vial, entre otros aspectos.
 
Iván Ludeña, presidente de la Comisión de Tránsito del Cabildo, destacó que no se hacen observaciones a las sanciones que se consideran elevadas, debido a que están establecidas en el Código Orgánico Integral Penal, es decir el Consejo Municipal no tiene la facultad de modificarlas. Además recalcó que el proyecto está orientado a reducir los índices de accidentabilidad, algo con lo cual estuvieron de acuerdo la mayoría de ediles que participaron del debate, sin que eso les impida realizar observaciones.
 
Por ejemplo, el concejal Víctor Samaniego indicó que es necesario detallar los rangos de velocidad por calles y sectores, no dejando de manera abierta como se indica en el proyecto; la concejala Piedad Pineda reconoció que el documento debe perfeccionarse con los otros aportes y la socialización.
 
Mercy Jaramillo advirtió que este proyecto tiene contradicciones con la ley, pues señala que la citación puede darse en tres días luego de cometerse la infracción, mientras que la ley define que debe darse dentro de las 24 horas. Pepe Aponte advirtió que el proyecto de ordenanza no contempla más que el exceso de velocidad y no otros aspectos importantes de la regulación del tránsito; mientras que Darío Jaramillo insto a unir ordenanzas y receptar otros aportes de la sociedad. (CAB)
 
Pretende retirar delegación para fotomultas
Durante la intervención la concejala Jeannine Cruz hizo un análisis de la delegación de servicios públicos a la iniciativa privada, queriendo determinar que existió el proceso por el que el Municipio concedió la posibilidad de controlar el exceso de velocidad a través de fotorradares a una empresa particular no es legal, por lo que mocionó que el Cabildo retire el permiso para tal delegación, algo que no se consideró porque no estaba relacionado al análisis de este punto en el orden del día.
 
Tome nota
Al finalizar la votación, el alcalde ordenó desalojar de la sala a un ciudadano que intentó hacerse escuchar a gritos, al no estar conforme con el resultado. 
 

Fuente: Las Hora 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here