Si no lo estuviera viviendo no lo creería. Tengo una nieta divina, simpática, inteligente y muy buena, de 12 años, y cuando recientemente me enseñó su gaveta de maquillaje ¡casi me desmayo del asombro! ¡Aquello parecía una tienda de belleza! Al parecer, esto es típico de los niños de hoy en día -por lo menos en Estados Unidos- donde ya se les llama “Sephora kids”, o sea, preadolescentes de 9, 10 y 11 años, que están obsesionadas con la belleza.

Un nuevo enfoque en el que, además de maquillaje, usan cremas y lociones – ¡de adultos! – que, en muchos casos, hasta les pueden producir alergias u otras reacciones negativas en la piel, según los dermatólogos. Y me pregunto: ¿por qué sucede esto? ¿Cómo sus padres lo permiten y aceptan con humor y sin preocupación alguna?

Este nuevo fenómeno social – que está siendo muy comentado en los medios y en las redes sociales- me ha impresionado mucho. Porque siempre fui una niña muy adelantada, que quería ser “mayor”, pero si a los 10 o 12 años se me ocurría ponerme lápiz labial, o gloss, o usar una crema limpiadora… mi mamá me hubiera dicho: “no, no… de ninguna manera, Mari… eso todavía no es para ti”.

Lo más perturbador de todo es que con mucho sentido de marketing, dándose cuenta de esta tendencia -que, en muchos casos, es producto de los vídeos de TikTok- muchas compañías de belleza ofrecen cosméticos ¡especiales para niños! que se venden en tiendas de marcas famosas y grandes perfumerías.

Fuente: CNN Español

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí