La coalición liderada por Estados Unidos volvió a bombardear posiciones del grupo Estado Islámico (EI) en Siria e Irak, antes de que la ONU analice este miércoles en Nueva York la lucha contra el alistamiento de yihadistas extranjeros.
 
Los aviones de la coalición atacaron en la madrugada del miércoles “posiciones y carreteras de aprovisionamiento del EI” en los alrededores de la ciudad kurda de Ain al Arab (Kobane en kurdo), totalmente rodeada por este grupo sunita ultrarradical, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).
 
Estados Unidos indicó por su parte que había llevado a cabo dos ataques en Siria y uno en Irak que destruyeron o dañaron vehículos de combatientes del EI.
 
Los nuevos bombardeos se producen un día después de que Washington dirigiera una serie de 16 ataques sobre suelo sirio -los primeros contra este territorio-, con sus aliados árabes (Jordania, Bahréin, Catar, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos). Francia, por su parte, también participó en los ataques aéreos contra Irak.
 
El Pentágono calificó estas operaciones de “muy exitosas”.
 
El presidente estadounidense, Barack Obama, saludó “la fuerza” de la coalición organizada bajo su iniciativa para “destruir” al EI en Irak y Siria, donde este grupo extremista controla amplias zonas.
 
Se espera que Obama pida este miércoles un refuerzo de esta coalición durante la apertura de la Asamblea General de Naciones Unidas, en Nueva York.
 
El primer ministro británico, David Cameron, declaró el martes que a su país, que hasta ahora se había limitado a entregar armas a los combatientes kurdos, no le queda otra opción que luchar contra el EI por lo que la prensa británica considera que podría plantear participar en los bombardeos.
 
 
Combatientes de 74 países
Obama presidirá también una reunión especial del Consejo de Seguridad de la ONU para adoptar una resolución con la que reducir el flujo de “combatientes terroristas extranjeros”, según lo define el texto estadounidense.
 
Unos 12.000 combatientes extranjeros procedentes de 74 países se habrían unido a las organizaciones extremistas en Irak y Siria, según el Centro Internacional para el Estudio de la Radicalización, con sede en Londres.
 
La mayor parte de ellos proceden de países de Oriente Medio (Arabia Saudita, Jordania), o del Magreb (Túnez, Marruecos), pero el número de europeos aumenta. El coordinador europeo para la lucha contra el terrorismo, Gilles de Kerchove, estima que se encuentra en “alrededor de 3.000” personas.
 
Por el momento no hay nuevas informaciones sobre la suerte de Hervé Pierre Gourdel, el guía francés de 55 años secuestrado el domingo por el grupo yihadista argelino Yund al Jilafa, que apoya al EI y que el lunes amenazó con matarlo si Francia no renuncia a los bombardeos en Irak en un plazo de 24 horas.
 
El presidente francés, François Hollande, rechazó este ultimátum y afirmó que Francia continuará sus operaciones en Irak.
 
“Nosotros no cederemos a ningún chantaje, a ninguna presión, a ningún ultimátum por muy odioso o despreciable que sea”, declaró Hollande en Nueva York.
 
El grupo EI había instado el lunes a los musulmanes a matar “sea como sea” a ciudadanos de los países que integran la coalición internacional.
 
En Australia, la policía mató de un disparo a un sospechoso de “terrorismo” tras haber herido a dos agentes apuñalándolos varias veces.
Fuente: http://www.ecuavisa.com/articulo/noticias/internacionales/81426-nuevos-bombardeos-coalicion-siria-onu-se-moviliza-contra

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here