Nueva Zelanda es un pequeño país que se encuentra a 2000 kilómetros al suroeste de Australia. Las islas que componen a este país están escasamente pobladas a pesar de su extensión, en total suman apenas unos cuatro millones de habitantes.

 

Debido a la poca presencia humana y a que está verdaderamente aislado del resto del mundo, Nueva Zelanda posee un grandioso patrimonio natural.

Sus playas son uno de los principales atractivos turísticos, en su mayoría con muchos acantilados con un color verde que hace contraste con el azul del mar.

 

 

Este país posee una gran variedad de paisajes “extraños”

 

Estas playas como muchas otras cosas en Nueva Zelanda guardan muchos secretos.

Dunedin, una ciudad muy linda al sur del país, es un sitio maravilloso que puedes visitar, tiene unos hermosos acantilados apenas a unos 7 kilómetros del centro.

1

Podrás caminar por un espectacular sendero que va paralelo a la costa, observando la belleza del paisaje.

2

En medio del recorrido casi sin darte cuenta encontrarás un oscuro túnel.

3

Es estrecho, oscuro y empinado, puede causar un poco de miedo pero cruzarlo vale la pena.

4

Ya que lo que vas a encontrar el otro lado…

5

Es una hermosa playa virgen rodeada de rocas que llegan a medir hasta 15 metros de altura. Este túnel fue construido por un político en el siglo XIX para que su familia pudiera disfrutar de esa playa.

6

Hoy en día es de acceso público y cualquier persona puede disfrutar de ese espectáculo de la naturaleza.

7

Allí podrás disfrutar de un rico baño en aguas cristalinas, de una preciosa vista al mar y del sonido de las olas.

8

Un lugar mágico que te encantará conocer.

9

 

Nuestro planeta está lleno de lugares mágicos y este sin duda es uno de ellos ¿te gustaría conocer esta playa?

 

Si te gustó el artículo por favor compártelo para que tus amigos y familiares también conozcan este hermoso lugar.

 

Fuente: La Voz Del Muro – Mis Curiosidades

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí