La española Garbiñe Muguruza se doctoró hoy en Pekín al lograr su primera victoria en un gran torneo, el Abierto de China, donde Rafa Nadal, quien también llegó a la final, apenas pudo hacer nada contra una apisonadora llamada Novak Djokovic, que logró su sexto título en esta ciudad.

Nadal y Djokovic, la mayor rivalidad de la historia del tenis, se daban cita hoy por 45ª vez, y 23 de ellas han sido finales, pero no era el mejor momento para el mallorquín, que marcha octavo en la clasificación ATP tras una discreta temporada, mientras que el serbio sigue en lo más alto tras ganar tres Grand Slam en 2015.

El distinto momento físico y anímico de ambos se hizo claramente patente en la final desde los primeros compases, y aunque Nadal aún dio batalla en el primer set, donde estuvo a punto de romper dos servicios, finalmente cedió por un claro 6-2 y 6-2.

No era Pekín, en todo caso, el mejor momento para acabar con la racha negativa de Nadal contra Djokovic (tres derrotas consecutivas), ya que en la capital china el serbio, que ya había ganado en las ediciones de 2009, 2010, 2012, 2013 y 2014, jamás ha perdido un encuentro (lleva 29 victorias) y sólo ha entregado tres sets en sus seis participaciones.

En la semana de torneo también ha destacado la actuación del español David Ferrer, quien llegó a semifinales, donde cayó con Djokovic, y del uruguayo Pablo Cuevas, que batió al segundo favorito, Tomas Berdych, y a Ivo Karlovic, el mejor sacador del momento.

El croata, de hecho, se convirtió en el hombre con más «aces» de la historia (10.247) en su duelo con Cuevas.

En el cuadro femenino, la gran protagonista fue Garbiñe Muguruza, quien en un torneo de grandes remontadas y duelos épicos demostró su «mayoría de edad» en el tenis mundial y se hizo con el primer gran torneo de su carrera, en una temporada sobresaliente.

Para culminar una semana en la que cumplió 22 años y logró por primera vez el pase al Masters de Singapur, Muguruza firmó hoy una final sufrida pero valiente ante otra revelación del año, la suiza Timea Bacsinszky, a la que doblegó por 7-5 y 6-4.

Un resultado aún más meritorio si se tiene en cuenta que Muguruza aún no está plenamente de la lesión en el tobillo izquierdo que la pasada semana le obligó a retirarse de la final del torneo de Wuhan, que concedió a Venus Williams.

Muguruza, de padre español y madre venezolana, ha jugado en Pekín partidos épicos como el de semifinales ante otra «top ten» como Agnieszka Radwanska, a la que remontó un primer set en contra, o el de octavos frente a la croata Mirjana Lucic-Baroni, que empezó tan cuesta arriba para la española que ésta perdió los nervios y destrozó la raqueta a golpes.

Muguruza, finalista este año también en Wimbledon, había ganado hasta ahora sólo un torneo WTA en su carrera, el de Hobart (Australia) el pasado año, aunque el conseguido hoy es su primer Premier Mandatory (los de mayor categoría tras los cuatro del Grand Slam).

Fue un torneo pequinés, por el cuadro femenino, donde las grandes favoritas cayeron en muchos casos a las primeras de cambio.

Simona Halep, primera cabeza de serie, se retiró en su primer compromiso ante la española Lara Arruabarrena, que cayó en segunda ronda, y la segunda favorita, Petra Kvitova, también cedió en su primer partido ante la italiana Sara Errani.

La canaria Carla Suárez, quien opta aún por estar también a finales de este mes en el Masters de Singapur, llegó a octavos en Pekín, donde su verdugo fue precisamente Bacsinszky.

Resultados de la jornada:

– Individual masculino, final:

Novak Djokovic (SRB,1) gana a Rafael Nadal (ESP,3) 6-2 6-2

– Individual femenino, final:

Garbiñe Muguruza (ESP,5) gana a Timea Bacsinszky (SUI,12) 7-5 6-4.

 

 

Fuente: http://www.ecuavisa.com/articulo/deportes/internacional/119439-muguruza-gana-pekin-su-primer-grande-djokovic-prolonga-su

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí