Hubo malestar en un sector de comerciantes, por medida adoptada por los organizadores.
 
A pesar de que la Corporación Ferias de Loja determinó que el 6 de julio comenzaría a vender los puestos del área libre, los comerciantes prefirieron llegar mucho antes para garantizarse un espacio, lo cual terminó generando un conflicto debido a una decisión humanitaria que se tomó para impedir que pernocten en la calle.
 
Ocurre que los interesados en participar de la 187 Feria de Loja comenzaron a llegar desde el lunes para hacer fila, a pesar que se les insistió que el trámite se iba a realizar únicamente desde el miércoles. Algunos fueron persuadidos para regresar, pero en virtud de que seguían llegando, el martes se tomó la decisión de entregarles tickets numerados a fin de que no permanezcan en la calle y sean atendidos ordenadamente al siguiente día. 
 
Efectivamente ayer, las personas con ticket fueron recibidas con prioridad, lo que generó admiración por quienes estaban concurriendo por primera vez o habían regresado como el caso de un comerciante de Ambato, quien evidentemente molesto se sentía engañado y asumía solo tenía una mínima posibilidad de conseguir un espacio.
 
Diego Lara, director ejecutivo de la Corporación Feria de Loja, aclaró que si no se hubiera tomado la decisión, las personas que llegaron ayer igualmente iban a ser atendidos después, en condiciones que no eran dignas para nadie; sin embargo para tratar de calmar los ánimos se adoptaron nuevas medidas a fin de ofrecer un alternativas, pues la demanda de puestos es superior a la oferta.
 
Lara recalca que todas las personas que llegaron (cerca de 400) no podrán alcanzar a un puesto en el área libre en donde se han dispuesto 200 espacios, pero podrán postular para el resto de puestos que se van a sacar a la venta el resto de la siguiente semana, lo que incluye otras áreas libres que están siendo habilitadas, las naves, el patio de comidas, el área de fritos. Para esta edición de la Feria de Loja se calcula que existan 1.000 espacios en total debido a la reducción de espacios por la construcción del teatro.
 
Es importante que los interesados estén informados de cuando les corresponde el turno, pues por ejemplo el lunes y martes se adjudicarán los del patio de comidas, luego se lo hará con las naves y finalmente con la venta de bocadillos y juegos mecánicos. Solo es necesario presentar la copia de su documento de identidad y el Registro Único del Contribuyente, llenar un formulario de postulación y realizar el pago correspondiente el cual varía de 250 dólares a 600 dólares.  
 
Cambios en el servicio
A pesar del impasse de la mañana de ayer, el objetivo de la organización de la feria es ofrecer un trato digno a los comerciantes, por lo que se han establecido espacios apropiados en donde puedan ser atendidos en un lugar cerrado, en donde pueden esperar sentados, además estableciéndose convenios con entidades financieras para permitirles realizar el depósito de manera preferencial.
 
Javier Torres, comerciante peruano, indicó que ha mejorado el trato con respecto a años anteriores, recordó que en ferias importantes como la de Loja la gente hace lo imposible por conseguir una buena ubicación, lo que incluye dormir en la noche. “Ahora nos sentimos agradecidos”, dice Torre, destacando que a más de evitarles inconvenientes, no han existido aglomeraciones.
 
“Hemos sacado los primeros 200 puestos a la venta, pero tenemos más de 400 personas”
Diego Lara
Director de la Corporación Ferias de Loja  
Fuente: La Hora

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here