El Ejército turco afirma, en un comunicado de prensa, que se ha hecho con el poder en todo el país.
 
«El Ejército se hizo cargo totalmente para restaurar la democracia… Todos los acuerdos internacionales serán vigentes. Esperamos mantener nuestras buenas relaciones con todos los países», señala la nota del Estado Mayor del Ejército.
 
Por otro lado, la agencia Anadolu afirma que el jefe del Estado Mayor, general Hulusi Akar, ha sido tomado como rehén por un grupo de soldados.
 
La agencia turca Dogan señaló que numerosas ambulancias habían acudido al cuartel central del Estado Mayor donde según testigos se habían oído tiroteos.
 
Según el diario digital T24, el edificio donde se halla el centro de los servicios secretos turcos había sido tiroteado desde un helicóptero.
 
Un gran contingente de policía se ha desplegado en Ankara y ha cerrado los accesos a la céntrica plaza de Kizilay.
 
Fuerzas de seguridad turcas cerraron parcialmente los dos puentes que cruzan el estrecho del Bósforo en Estambul, mientras se oían aviones militares sobrevolar a baja altura la capital Ankara, informaron medios de comunicación turcos.
 
Ambos puentes fueron cerrados por la gendarmería – una rama del ejército turco encargada de la seguridad interna – para el tráfico de Asia a Europa, informó la televisión NTV. En la otra dirección si había circulación. Al mismo tiempo, aviones militares turcos sobrevolaban a baja altura Ankara, constató la AFP.
 

 

Fuente: Ecuavisa

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí