Decenas de miles de catalanes se manifestaron este domingo 12 de octubre, fiesta nacional de España, en el centro de Barcelona en contra de la consulta independentista convocada por el presidente regional Artur Mas, a quien pidieron su dimisión.
 
Creando un mar de banderas españolas y catalanas, ambas doradas y rojas, 38.000 personas, según la policía municipal, dieron su contrapunto a las masivas manifestaciones que en los últimos años reclamaron la celebración del referéndum por la independencia, previsto para el 9 de noviembre.
 
“No creo que Cataluña deba celebrar esta consulta, no es necesaria. Por eso no iré a votar si se hace, ni siquiera para decir que no”, explicaba Rocío Soler, una estudiante de 17 años con una bandera española atada al cuello.
 
“Quiero reclamar mi libertad de ser español y catalán al mismo tiempo. No me pueden privar de ninguna de las dos. Estoy hasta las narices de este tema”, decía contundentemente Javier Pardo, de 23 años y recién graduado en derecho, mientras los concentrados en la céntrica plaza de Catalunya gritaban “Mas dimisión”.
 
Aprovechando el día de la Hispanidad, la organización unionista Sociedad Civil Catalana (SCC) convocó esta manifestación bajo el lema “La España de todos” para protestar contra la consulta convocada para el 9 de noviembre por Artur Mas, suspendida cautelarmente por el Tribunal Constitucional tras un recurso del gobierno español.
 
En opinión del ejecutivo central, presidido por Mariano Rajoy, esta región nororiental con 7,5 millones de habitantes y una quinta parte de la riqueza española no puede decidir unilateralmente su futuro. 
 
Aun así, los líderes catalanes siguen adelante con los preparativos de la consulta, desoyendo la suspensión cautelar de los magistrados hasta que decidan sobre su legalidad.
 
“Nuestro deseo es que esta división llegue a su fin, que el conflicto cese y que los desafíos a la legalidad terminen”, dijo el presidente de SCC, Josep Ramon Bosch, para quien la independencia “nos hará más pobres y más irrelevantes”.
 
Con el conflicto enquistado desde hace meses, Rajoy aprovechó también la fiesta nacional española para dirigirse a los catalanes en un artículo en la edición en catalán del diario El País llamando a “mostrar predisposición al entendimiento”.
 
“Queremos dar vigencia a estos puentes de diálogo”, dijo el jefe de gobierno conservador, aunque siempre dentro de la ley que “no es un capricho de la democracia, es una parte consustancial”.
Fuente: http://www.ecuavisa.com/articulo/noticias/internacionales/83885-miles-catalanes-se-manifiestan-contra-independencia#

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here