El miedo está latente entre los indocumentados pero no piensan en volver: Defenderán su  permanencia. 
 
En estos momentos se prepara New Jersey, Estados Unidos, un programa para celebrar la Independencia de Loja. Los cientos de compatriotas que viven allá esperan el festejo que incluye volver a escuchar a músicos nacionales y la proclamación de su reina, pero sin despreocuparse del giro que tomará la política migratoria del país que los ha recibido.
 
Resulta que para muchos la victoria de Donald Trump ha generado miedo, no solo en aquellos que no tienen sus documentos en regla, sino en los que han obtenido la residencia y en los propios norteamericanos, ya que las amenazas del candidato republicano han despertado sentimientos que pueden alterar la paz en la comunidad.
 
Felipe Guerrero, lojano radicado en Estados Unidos, señala que las promesas de Trump incluyeron deportar masivamente a los emigrantes que viven allá, los que se calcula superan los 11 millones de personas. “Ahora se empieza a sentir el racismo por las calles, la xenofobia, la no tolerancia a las personas ya sea por su religión o por su inclinación política”, dice el compatriota, quien no obstante reconoce que los latinos se caracterizan por su fuerza y no se amilanarán.
 
Felipe indica que la idea de retornar o dejarse amedrentar no existe, más aún cuando hay muchos grupos promigrantes que se han levantado y se cuenta con el respaldo de bufetes de abogados que están brindando la suficiente asesoría para que no cunda el pánico. “No es tan fácil realizar todo lo que Trump dijo, tiene que pasar por un sin número de filtros dentro de los poderes del Estado, así que esperemos que las cosas se normalicen por el bien de nuestros compatriotas”, destaca.
 
Rigoberto Pinzón, quien reside hace 20 años en Newark, New Jersey, destaca que la mayoría de ecuatorianos ha tomado este resultado electoral como lo peor que les pudo haber pasado a los hispanos, pero hay también quienes creen que eso no será así porque era hora de un cambio en el poder.
 
Señala que los demócratas ofrecieron hacer una reforma migratoria en los primeros 100 días de gestión, pero pasaron ocho años sin que se concrete. Pinzón, quien es locutor en una radio de su localidad, indica que el gobierno de Barack Obama es el que más deportaciones ha realizado, por lo que si bien escucharon un discurso racista de Trump, eso fue una estrategia para conseguir los votos de los ciudadanos de los estados del sur que se han sentido relegados.
 
“Hace unos días nos enteramos de niños esperaban los buses para ir a la escuela llorando porque tenían miedo que deporten a sus padres, pero está en nosotros, en las personas mayores en decirles que no va a ser tan fácil, aquí no hay espacio para la dictadura, hay leyes que nos favorecen y creo que no se va a dar eso a no ser el caso de quienes están purgando penas”, destaca Pinzón, quien asegura que la retorno masivo no va a existir.
 
Esto lo creen incluso los propios migrantes retornados, quienes por las condiciones económicas del país están pensando en viajar nuevamente a Estados Unidos. Martha, (nombre protegido) quien está participando en la lotería de visas, indica que si no sale favorecida igual volverá a migrar y no descarta para garantizar su residencia incluso hasta contraer matrimonio como lo han hecho muchas otras personas. (CAB) 
 
El dato
El Centro Social Loja de Newark, New Jersey, tiene 25 años de fundación. Es uno de los más activos de la colonia ecuatoriana. 
 
 

Fuente: La Hora

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí