Docentes bonificados, con 15 y 20 años de servicio, pasaron a la desocupación.
 
El cierre de los denominados Centros de Formación Artesanal en la provincia de Loja dejó infraestructura física y maquinaria  abandonada, maestros y maestras bonificadas en la desocupación e impidió que miles de jóvenes puedan acceder a un título profesional que les permita desarrollar su propia empresa.
 
El marco jurídico
William Espinosa, excoordinador zonal 7 de Planificación del Ministerio de Educación, dice que la ley contempla la vigencia de los centros artesanales.
 
“Es una disposición del año 2015, a través de la cual el Ministro dispone el cierre de estos establecimientos y que se proceda a reemplazarlos con establecimientos de educación básica”.
 
Además señala que nunca estuvo de acuerdo con el cierre de estas instituciones, ya que los Centros de Formación Artesanal eran una opción para las personas que no podían continuar con sus estudios a nivel de bachillerato y Universidad.
 
“Con los títulos que se entregaban,  los jóvenes podían tener su taller,  peluquería, modistería, mecánica, es decir el campo laboral era muy extenso, por aquello seguimos defendiendo esta causa, hasta que los centros artesanales vuelvan a tener vigencia”, argumenta.
 
Asimismo William Espinosa, dice que en la actualidad ya no se emiten los títulos que los centros artesanales otorgaban a sus egresados, “títulos que eran avalados por tres instituciones: Junta de Artesanos, Ministerio de Trabajo y Ministerio de Educación, se cerraron cerca de 40 establecimientos de este tipo en la provincia de Loja”, puntualiza.
 
Bonificadas en la desocupación
Melva Castillo, pertenecía al departamento de Educación Popular Permanente, recuerda que inició su labor como educadora en los centros ocupacionales, los mismos que se anexaron a otras instituciones como centros artesanales. “A través del tiempo con algunos compañeros, sin título decidimos capacitarnos en Ciencias de la Educación e ingresamos como maestros de educación básica, pero regresamos a los centros artesanales,  estos se cerraron y nos quedamos sin trabajo”, menciona.
 
También comenta que laboró en calidad de maestra bonificada durante 15 años. Posee  una licenciatura en Ciencias de la Educación, ha participado de los concursos Quiero Ser Maestro, promovidos por el Ministerio de Educación, se encuentra elegible y a pesar de su experiencia no ha podido reintegrarse al magisterio para desarrollar lo que más ama en la vida, “ser maestra”.
 
Infraestructura abandonada
El concejal de Catamayo Guillermo Romero, considera que para su cantón fue una gran pérdida, pues existían tres centros dedicados a la formación de artesanos.
 
Dice que la infraestructura, la maquinaria para sastrería, belleza, electricidad  y mecánica automotriz, se encuentra abandonada.
 
Guillermo Romero expresa que el Centro Artesanal Nocturno  Catamayo, “tenía mayor infraestructura, y maquinaria de primer nivel, para la formación de artesanos en electricidad y mecánica automotriz, la misma que fue gestionada por padres de familia y profesores”.
 
También explica que en su jurisdicción existe un gran número de artesanos que obtuvieron su profesionalización en estos centros.
 
“Representaba un buen potencial para que las personas puedan emprender y en tres años poder obtener un título que sea el sustento de sus familias”,  concluye.
 
Versión  oficial
Desde la Coordinación Zonal 7 del Ministerio de Educación  mediante un mensaje de texto se indicó que los Centros de Formación Artesanal en la actualidad se denominan establecimientos para Personas con Escolaridad Inconclusa (PCEI). En ese mensaje se afirma que en 2016 solo se cerraron dos instituciones en toda la provincia de Loja.
 
“Existe una transición en la cual los centros de capacitación y enseñanza de idiomas al sistema nacional de cualificaciones y capacitación ocupacional deben renovar el permiso de funcionamiento ante la Secretaría Técnica del Sistema Nacional de Cualificaciones y Capacitación Profesional (SETEC) y desde enero ya no es competencia del Ministerio de Educación”, señala el mensaje.
 
El director del Distrito Loja del Ministerio de Educación, Marco Gahona, manifiesta que no existe una disposición clara para el cierre de los centros artesanales.
 
“La Ley Orgánica de Educación Intercultural (LOEI) contempla la educación artesanal, los cierres son consecuencia por la poca población estudiantil”, puntualiza. (EVLL)
 
EL DATO
Los docentes bonificados, son los que recibían una bonificación por su actividad en los centros artesanales, que en el mejor de los casos llegaba al 50% de un salario mínimo vital.
 
“La Ley Orgánica de Educación Intercultural (LOEI) contempla la educación artesanal, los cierres son consecuencia por la poca población estudiantil”
Marco Gahona
Director del Distrito Loja del Ministerio de Educación.
 
“Decidimos capacitarnos en Ciencias de la Educación e ingresamos como maestros de educación básica, pero cuando regresamos a los centros artesanales,  estos se cerraron y nos quedamos sin trabajo”
Melva Castillo
Docente bonificada, licenciada en Ciencias de la Educación.
 

Fuente: La Hora

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí