Casas colapsadas, deslaves que van tapando otras vías y más personas damnificadas dejan las intensas lluvias de los últimos tres días en Imbabura, Loja, Bolívar y El Oro.

En Loja, usuarios de la carretera Loja-Machala han optado por desviar su recorrido por la zona de La Bocana, ante el corte que existe en el sector La Florida, pese a que se necesitan de 20 a 30 minutos más para completar la ruta.

Las autoridades han pedido precaución a los usuarios, pues los deslizamientos se producen a diario por la constante caída de lluvias, especialmente en el sector occidental.

Durante la mañana del sábado, un deslizamiento de tierra en el cantón Sozoranga afectó una vivienda de madera y plástico del barrio Bellavista, que impedía el paso normal de los vehículos en la vía Sabiango-Sozoranga.

Tres personas (dos de ellas con discapacidad visual) fueron evacuadas con parte de sus enseres. Representantes del MIES y de la Secretaría de Gestión de Riesgos coordinaron para trasladar a la familia afectada a un albergue.

En el cantón Calvas hubo que evacuar personas en la ciudadela Amazonas, barrio Las Aguas, Empresa Eléctrica, Colegio Técnico, Sindicato de Choferes, calle 18 de Noviembre y el redondel de la avenida del Ejército. El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) cantonal se encuentra activado y coordina acciones de respuesta.

En tanto que en El Oro, personas que fueron evacuadas por un desbordamiento en la ciudadela Las Katyas retornaron a sus casas. “Nos dicen los del MIES que no cuentan con lo suficiente y que busquemos la manera de arreglar nuestros hogares para poder retornar”, dijo ayer Anabel de la Cruz, una de las afectadas que permanecían en el albergue Colegio 9 de Octubre.

Miguel Ludeña, técnico de Riesgos del MIES, señaló que las familias afectadas por la inundación ya están incluidas en el plan retorno.  “Se realizó la limpieza de calles, patios y viviendas que se inundaron, ellos podrán regresar enseguida”, dijo.

Hacia el centro, en Bolívar, la crecida del río Cristal del domingo hizo que cubriera con agua y lodo parte del complejo turístico conocido como la Cascada Milagrosa de la parroquia Balsapamba, del cantón San Miguel.

Hasta ayer, las piscinas del complejo estaban cubiertas parcialmente de lodo y agua caída con el caudal del río que ingresó al lugar.

Varios deslizamientos de tierra y la caída de gran cantidad de agua obstaculizaron además la comunicación con seis recintos: El Tronador, Cadial, Tiandiagote, Limón Bajo, la Chorrera y Chiriaco. Hasta la tarde de ayer, personal de la Prefectura de Bolívar laboraba en la remoción de tierra y piedras. (I)

17
personas han muerto por la época lluviosa hasta ayer.

Imbabura
Estragos

Paredes
En los cantones de Ibarra y Antonio Ante, las intensas lluvias colapsaron cuatro paredes de casas y generaron 26 auxilios por inundaciones de viviendas hasta ayer.

Desbordamiento
Pablo Jurado, prefecto de Imbabura, indicó que el abundante descenso de agua desde el volcán Imbabura causó el desbordamiento de acequias y canales de riego.

Daños
El adoquinado de la avenida Galo Plaza también se afectó en aproximadamente un kilómetro por las lluvias.

 

Fuente: El Universo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí