Investigaciones sobre el patrimonio y nuevos proyectos atraen a estudiantes y profesionales.
 
La arquitectura ha sido uno de los pilares que soportan el turismo de muchas ciudades en el mundo, siendo algunos de los ejemplos más cercanos los de Quito y Cuenca que han destacado por la conservación de su centro histórico, en relación con ciudades como Loja en las que el patrimonio tomó un segundo plano y ahora tratan de sobresalir incorporando nuevas edificaciones que se han convertido en referentes a nivel internacional.
 
Las investigaciones y proyectos que se han realizado en los últimos años en Loja han permitido despertar el interés especialmente de profesionales y estudiantes, quienes realizan visitas con mayor frecuencia según lo reconoce Santiago Espinoza Carvajal, docente de la pontificia Universidad Católica del Ecuador, quien tiene marcado un recorrido obligatorio para los amantes de la arquitectura.
 
Este tour empieza en el conjunto arquitectónico de la parroquia El Valle, en donde a pesar de existir afectaciones al permitir la recuperación de inmuebles con hormigón en lugar de madera y otros elementos tradicionales, sobresale la iglesia que se ha mantenido adecuadamente con su estructura jesuita.
 
Este recorrido se salta al entorno de las calles Bolívar y Bernardo Valdivieso desde la plazoleta de San Francisco en donde se puede apreciar su convento y la iglesia, así como una de las casas mejor conservadas que es de propiedad de Julio Eguiguren, en donde permanecen casi intactos elementos como de las edificaciones patrimoniales.
 
Siguiendo al sur se encuentra la plaza central que tiene una vegetación que contribuye al entorno paisajístico con especies como el faique, las palmas y el cholán. Además se encuentra en su contorno la iglesia Catedral con sus modificaciones, el edificio de la Gobernación y el edificio del Museo de la Cultura Lojana, en el que a más de ser un referente de la arquitectura tradicional es fundamental visitar para comprender la historia de la ciudad.
 
Una parada obligada también es el Museo de las Concepcionistas en el que se aprecia los métodos de construcción utilizados cuando fue fundada la ciudad, destacándose aspectos como la altura de las habitaciones, la distribución, el patio interior, las lozas de barro, etc. Siguiendo esta ruta hacia el sur el visitante debe hacer paradas en Santo Domingo y San Sebastián con lo que concluye un recorrido por la zona histórica de Loja.
 
El salto a lo moderno
Santiago Espinoza lamenta que las nuevas expresiones de la arquitectura en la ciudad no han sido respetadas. Por ejemplo pone el caso de las naves del Complejo Ferial que fueron demolidas a pesar de que esas bóvedas de hormigón fueron una expresión de la ingeniería de la época.
 
No obstante, indica que los pabellones de la Universidad Técnica Particular de Loja ameritan ser visitados, destacando la participación del artista plástico en su arquitectura a través de sus murales. Lo propio ocurre en el edificio central de la Universidad Nacional de Loja.
 
Arquitectura contemporánea
A pesar que en Loja se siguen cometiendo errores en cuanto al urbanismo, también se están dando propuestas innovadoras que generan identidad. Aquí destaca el edificio 03-98 ubicada en la ciudadela Zamora, que es una muestra de la evolución de la arquitectura que atrae visitantes de distintas partes del país y del continente, pues este proyecto ha tenido una repercusión internacional, y ha marcado una base para fortalecer la arquitectura como una expresión cultural y artística de la ciudad. (CAB) 
 
Tome nota
La arquitectura contemporánea de Loja está aportando a la identidad de la urbe y ha logrado tener repercusión internacional. 
 

Fuente: La Hora 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí