Cada persona tiene su propia ‘varita mágica’ llamada la “Ley de Atracción». Es la segunda ley del universo que nos permite obtener lo que queremos de forma rápida, segura y cómoda. 

Su cumplimiento requiere: falta de miedos, una comprensión clara de lo que queremos y el estado emocional correcto. Es decir, necesitamos una energía especial para atraer lo que queremos a la vida. Hoy hablaremos de lo que es esta energía y cómo desarrollarla.

La naturaleza nos ha dado la oportunidad de desarrollar la habilidad de definir los deseos, y a veces muchos deseos, y atraerlos a nuestras vidas en el momento necesario.

La energía solo vive en un cuerpo sano

Necesitas un cuerpo sano y fuerte. Cuanto más saludable sea tu cuerpo, más energía será capaz de conducir a través de sí mismo. Imagina que tu cuerpo es un cable a través del cual pasa la corriente eléctrica. Cuanto más potente sea este cable, más energía puede llevar a través de sí mismo. La energía es el constructor de tu deseo. Si tu cuerpo está sano y fuerte, viene mucha energía y el deseo se hace realidad más rápido.

Las personas con cuerpos fuertes son capaces de soportar un gran estrés emocional. Soñando, tensamos nuestro sistema nervioso, que afecta a las reacciones psicosomáticas. Un cuerpo con problemas (débil o enfermo) bloquea inmediatamente los impulsos nerviosos, evitando la tensión. Para encontrar la forma más corta de cumplir su deseo, debe pasar por varias etapas de tales tensiones. A menudo, el propio cuerpo detiene la actividad intelectual y, como resultado, la mente emite un «IMPOSIBLE» conciso.

Fuente:La Hora

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí