Las Fuerzas Armadas intervinieron una vez más la cárcel de Machala, en la provincia de El Oro, la tarde de este lunes.

Una veintena de militares ingresó al penal e incluso a los techos, según informó el Ejército ecuatoriano , la operación se concentró en el cableado del sistema eléctrico del centro carcelario.

Ahí descubrieron que se camuflaban cables de fibra, puntos de conexiones de internet y televisión satelital que conducían a los diferentes pabellones de la cárcel.

Los uniformados, con el uso de escaleras, subieron y recorrieron el tejado. Otro grupo inspeccionó el patio, desenredando la extensa cantidad de cables.

Al final de la intervención, indicaron que se inhabilitaron un total de 1 500 metros de cable. El informe de inteligencia militar señala que esto no solo era usado para acceder a internet y televisión satelital, sino que los reos ordenaban asesinatos, extorsiones y otros delitos a miembros de sus bandas para ejecutarlos en el exterior.

Incautación masiva de celulares en cárcel

Entre los artefactos más decomisados en el sistema carcelario, dentro del estado de excepción, están los celulares.

Solo el sábado, en nueve de 12 pabellones de la Penitenciaría del Litoral, la cárcel más poblada del país, la Policía incautó 206 celulares luego de una incursión de policías y militares.

Para la fuerza pública este dispositivo electrónico es tan mortal como un arma de fuego porque le permite, a las organizaciones narcocriminales, poder ordenar delitos en las calles del país.

¿Qué ocurre cuando un celular es incautado? Pasa a una cadena de custodia en Criminalística, donde tras la autorización de un fiscal, técnicos extraen toda la información del dispositivo.

Por motivos de seguridad, Televistazo no puede revelar cuáles son los grupos que ya están en la mira de las autoridades, pero en la Penitenciaria del Litoral funcionaba el centro de operación criminal más grande del país. La finalidad de la fuerza pública no solo es desarmarlos, también incomunicarlos.

Pese a todos estos esfuerzos, el problema no se elimina por completo. La mañana de este lunes, los propios familiares de los reos afuera de esta cárcel confirmaron a Televistazo que mantienen comunicación con los detenidos.

El ingreso de celulares a las cárceles es prohibido e incrementa una economía ilegal. Según inteligencia militar, antes los reos pagaban un dólar para usarlo un minuto, pero ahora cuesta cinco dólares el mismo tiempo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí