Mientras entidades difieren sobre su competencia, moradores piden una solución.
 
En Pózul sus moradores rezan para que no se presente una emergencia en la noche o durante la madrugada, que los obligue a salir de su localidad, porque a esas horas ningún conductor se arriesgaría a utilizar la vía a Celica.
 
Los baches, la falta de mantenimiento, la escasa señalización y la presencia de una espesa bruma, hacen que prácticamente la vía sea intransitable.
 
En el día la situación casi no varía, a diferencia de que existe mejor visibilidad, pero de igual forma el estado de la carretera es el problema que más preocupa.
 
Las complicaciones empiezan desde el sitio conocido como la Y de Celica, hasta donde llega la vía pavimentada y continúa hasta Alamor, mientras que el tramo hasta Pózul y Pindal se ha convertido en un verdadero calvario.
 
Esto lo confirman moradores del sector como Johanna Arévalo Macas quien recuerda que hace tres años, por parte de la prefectura de Loja, se hicieron trabajos que a la larga fueron perjudiciales.
 
“Ampliaron los baches para rellenarlos con asfalto y eso no duró ni tres meses”, asevera Johanna Arévalo, agregando que de igual forma la señalización que colocaron parecía “pintura de agua”, porque de igual forma ha ido desapareciendo.
 
“En la noche nadie nos hace una carrera” y por el estado de la vía “los carros deben ir a mínima velocidad”, son también opiniones de la habitante de Pózul.
 
Peligro
Pablo Camacho, conductor y residente en Pózul, manifiesta que la vía se encuentra en mal estado desde la Y de Celica hasta Pindal y, aunque “gracias a Dios no ha pasado nada grave, es peligroso un accidente”.
 
De acuerdo con el conductor profesional, con la presencia del invierno los daños son mayores y asevera que esta carretera es la única vía que lo conecta con la ciudad de Celica y el resto de la provincia.
 
“Para salir de Pózul hay que utilizar esta vía”, señala Camacho quien confirma que en su caso prefiere no hacer uso de esta carretera en horas de la noche.
 
Competencias
En el caso de esta vía, desde la Y de Celica – Pózul – Pindal, se mantiene una controversia respecto a qué entidad tiene la competencia. La prefectura de Loja mantiene su posición y señala que es competencia del gobierno, a través del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), mientras el gobierno defiende su tesis y recalca que es competencia de la prefectura.
 
Al respecto, tanto Johanna Arévalo como Pablo Camacho, consideran que estas entidades se “tiran la piedra de un techo al otro y nadie se hace cargo”.
 
Los problemas de la vía también incluyen las cunetas, porque están llenas de lodo y en la mayor parte están cubiertas por maleza. (OGS)
 
EL DATO
Se colocaron balizas a lo largo de este tramo, pero de igual forma resultan escasas y en varios casos están mal colocadas.
 
Que vengan las autoridades y den la cara (…) y digan porque nos dejan a un lado”
Johana Arévalo
 
Los vehículos se destruyen y, por los baches y la neblina, es peligroso un accidente”
Pablo Camacho
 

Fuente: La Hora

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí