Hay problemas debido a la infraestructura que contaba esta calle y la falta de espacios. 

 

La regeneración urbana sigue avanzando hacia el corazón de Loja generando una incomodidad que es comprendida en función de los resultados, pero también malestar cuanto éstos no llegan conforme lo planificado, como está ocurriendo en la calle Mercadillo.

 

Sergio Sánchez Paladines, habitante del sector, indica que el sábado 8 de julio se cumplieron tres meses de trabajos relacionados al proyecto de regeneración, cuando se les dijo que durarían solo hasta fines de junio. Él expresa su malestar debido a que aún después de este tiempo no ven que esté cerca la culminación de las obras que han afectado la actividad comercial, el tránsito peatonal y la rutina de los vecinos.

 

“Los trabajos avanzan a velocidad de camión antiguo a petróleo de bajo octanaje (…).    Los negocios están deprimidos, la dificultad de entrar y salir de domicilios es evidente y el desperdicio de recursos ni se diga”, comenta Sánchez Paladines sobre la situación que afrontan, la cual tiene una explicación técnica.

 

Enrique García, jefe de la Unidad Municipal de Regeneración Urbana, indica que en la calle Mercadillo existe una infraestructura antigua para el soterramiento de redes de energía eléctrica y telecomunicaciones, lo cual ha complicado la colocación de la nueva infraestructura, especialmente en las esquinas.

 

“El espacio físico en esos sectores no hay como agrandarlo, estamos en una situación realmente muy complicada”, señala el funcionario destacando que a ello se suma la posición de los socios estratégicos del proyecto como la Empresa Eléctrica y la CNT que exigen pozos con exclusividad y no pozos compartidos. 

 

No obstante, García señala que es prioridad terminar las obras en la calle Mercadillo y en la Azuay para iniciar un nuevo frente en la calle Miguel Riofrío, para lo cual se ha avanzado en la colocación del alcantarillado sanitario por la Av. Universitaria.

 

Acceso se restringe   

A más de las calles cerradas por la regeneración existen medidas adoptadas por el Municipio que restringen el tránsito hacia el centro de la ciudad como la prohibición de giro desde la Av. Manuel Agustín Aguirre hacia la izquierda por la calle 10 de Agosto y Miguel Riofrío. Wilson Jaramillo, jefe de la Unidad de Tránsito, indica que con esto se busca mantener la fluidez de tráfico por la Av. Universitaria que está restringida a un carril. (CAB)   

 

Prolongación de la Olmedo será atendida

Respecto a la calle Máximo Agustín Rodríguez (prolongación de la Olmedo hacia el sur) afectada por el cambio de tubería por el proyecto de regeneración, se intervendrá una vez se concluyan los trabajos que en la actualidad se realizan en la calle Bernardo Valdivieso hasta la Azuay, para garantizar una salida al flujo vehicular, es decir tan pronto haya alternativas de movilidad.

 

El alcalde José Bolívar Castillo indica que esta calle no estaba comprendida dentro de la regeneración pero con fondos municipales se ejecutarán las obras requeridas por los moradores que se han afectado por una polvareda constante. La mala noticia para ellos es que la intensión del Municipio es mantener el doble sentido de circulación que se estableció a raíz de la intervención por este proyecto.

 

Fuente: Municipio de Loja

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here