La CIFI-UNL y autoridades de la entidad hacen una evaluación de lo realizado.
 
La intervención de la Universidad Nacional de Loja (UNL) llega este 22 de junio a los dos años, como consecuencia de las dos prórrogas resueltas por el Consejo de Educación Superior.
 
Las autoridades de la UNL y el presidente de la Comisión Interventora de Fortalecimiento Institucional (CIFI), Patricio Noboa, exponen sus argumentos y en la evaluación que hacen de estos dos años hacen un análisis de las causales que llevaron a la intervención.
 
Desde el rectorado de la institución se menciona que la intervención es una violación al principio de legalidad y a las normas del debido proceso, afirmando que “hasta el momento, y luego de dos años de la intervención, no se ha podido comprobar ninguna de las causales de intervención”.
 
Sin embargo Patricio Noboa ratifica que las irregularidades existen, reconociendo que no se ha logrado subsanar en su totalidad los aparentes problemas que atraviesa la UNL.
 
En su evaluación el presidente de la CIFI, señala que esto se puede medir por resultados y, explica, una de las irregularidades tiene que ver con la ausencia del co-gobierno universitario, aseverando que este causal fue superado con la conformación del Consejo Académico Superior (CAS). Sin embargo el propio Noboa señala que esto ha generado un conflicto mayor, porque las autoridades de la institución consideran que este era el único causal de la intervención y por lo tanto el proceso de intervención debía terminar.
 
Al respecto, el interventor hace mención del reglamento de Intervención donde “se señala que: el CAS debe solicitar el visto bueno de todas las resoluciones que tome, y eso no ha sucedido”.
 
Al no existir el pedido del visto bueno, sostiene Noboa, se está cayendo en las mismas irregularidades que causaron la intervención.
 
De esta forma el presidente de la CIFI hizo un análisis de cada uno de los causales de la intervención y lo que faltaría por hacer.
 
Por parte de la autoridades universitarias, sea asevera que las medidas urgentes “se contraponen con la Constitución y la leyes tanto de Educación Superior así como la de Servicio Público, ocasionando una serie de conflictos académicos y administrativos al  interior de la entidad educativa”.
 
Prórroga
Patricio Noboa defiende la intervención y asegura que los resultados han sido positivos.
 
De acuerdo a la última prórroga, la intervención deberá concluir este mes de junio, sin embargo corresponde al CES la posibilidad de ampliar este proceso a través de una nueva ampliación.
 
El presidente de la CIFI indicó que legalmente la intervención puede extenderse hasta cuatro años. Además indicó que el Plan de Excelencia para la UNL está aprobado con indicadores hasta diciembre de 2017. (OGS)
 
Causas
La Intervención
1) Irregularidades académicas administrativas que se contraen con el cierre de 11 carreras.
2) Incumplimiento de las disposiciones legales en la elección del Rector.
3) Cobro de matrículas a estudiantes, atentando contra la gratuidad de la educación.
4) Inexistencia del co-gobierno universitario.
 

Fuente: La Hora

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí