Varios jugadores del Deportivo Quito recogieron sus pertenencias y se retiraron del complejo de Carcelén, considerando que la suspensión y pérdida de la categoría a causa de las deudas es irreversible.
 
El equipo ‘Chulla’ debe jugar este sábado en el estadio Bellavista de Ambato ante el Técnico Universitario, pero para quedar habilitado requiere cancelar 580 mil dólares de deuda o llegar a un acuerdo.
 
El presidente del club, Freddy Mayorga, reconoció que no existe forma de cubrir los montos adeudados y según el reglamento, el equipo perderá la categoría ya que anteriormente fue suspendido debido a sus acreencias y no pudo actuar frente a Espoli.
 
El técnico, Sixto Vizuete, se despidió de la plantilla asegurando que la situación era “insostenible” y varios jugadores siguieron el ejemplo retirando sus cosas de la concentración.
ClvOAHNUgAAJk3Z
Fuente: Ecuavisa

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here