epa03226995 A man casts his ballot during the second round of presidential elections in Belgrade, Serbia, 20 May 2012. Voting began on 20 May in Serbia's presidential election run-off, with incumbent Boris Tadic apparently set to return to the office for a third term. Tadic and the opposition leader Tomislav Nikolic emerged with more votes than any other runner in the first round on 06 May, both collecting around 25 per cent of the votes. Some 6.8 million voters are eligible to cast their ballots until 8 p.m. (1800 GMT). EPA/ANDREJ CUKIC

El Consejo Nacional Electoral (CNE) garantizará la difusión de los resultados electorales del próximo 19 de febrero; para lo cual, cada Junta Receptora del Voto (JRBV) dispondrá de 9 actas de escrutinio.

Así lo afirmó el presidente del CNE, Juan Pablo Pozo, quien ayer acompañado de los directores del Registro Civil y del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) rechazó las denuncias de supuestas inconsistencias en el registro electoral que se usará en los comicios generales.

Pozo dijo que en cada JRV habrá nueve actas de escrutinio que serán entregadas a los representantes de las organizaciones políticas acreditadas y una copia del acta se publica en cada recinto para acceso a los medios y a los ciudadanos

Llamó a rechazar “la mentira y la infamia como estrategia política”, y afirmó que el CNE está trabajando de forma coordinada para presentar al país “un gran proceso electoral técnico, confiable, y en orden”.

David Vera, director ejecutivo del INEC, dijo que es antitécnico comparar el registro electoral con la proyección poblacional, pues son una herramienta de política pública cuando se diseña servicios públicos, distinto a determinar el número de electores.

De esa forma, respondió a la denuncia formulada por la Comisión Anticorrupción Ciudadana que aseguró que habría inconsistencias numéricas de 1,6 millones de electores.

Pozo cuestionó que los miembros de la comisión no hayan acudido al CNE a solicitar la información antes de presentar la denuncia ante la misión electoral de la OEA.

El presidente del CNE aclaró que el registro electoral que se ubica en 12,8 millones de electores se construyó con base en la información del Registro Civil, que se cerró el 2 de octubre de 2016, y que fue sometido a procesos de auditoría; por lo tanto, “el registro electoral es absolutamente confiable, absolutamente depurado y dentro del margen de error mínimo, que tiene cualquier electoral en el mundo”.

Pozo pedirá una audiencia a las cuatro misiones electorales de la OEA, Unasur, Uniore y A-WEB para rebatir las denuncias sobre supuestas inconsistencias.

Rechazó las versiones de que la supuesta inclusión de las personas fallecidas es para incrementar el registro y cambie los porcentajes de los votos válidos. Dijo que los votos nulos y blancos no se suman a ninguna lista, candidato u opción electoral, así como el porcentaje de ausentismo. (I)

Evitaremos caer en cuartos oscuros, que solo conducen al desorden, a la dispersión y que atentan contra la democracia. Juan Pablo Pozo, presidente del Consejo Nacional Electoral

Fuente: El Universo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí