La familia de José Angulo vive en el hermetismo, el jugador aguarda la sanción de laConmebol después de salir positivo en un control de dopaje previo a la final de la Copa Libertadores de América 2016 ante Atlético Nacional.

El periódico El Telégrafo se trasladó hasta San Francisco del Bogotá, recinto de la parroquia Santa Rita, en San Lorenzo, para ver cómo pasa sus días el delantero, pero la novedad es que los habitantes no ven al ‘Tin’ desde hace dos semanas.

El primero en aparecer en escena es Tilo Angulo, padre del ex futbolista deIndependiente del Valle, es tajante al momento de observar que un grupo de periodistas se acerca.

– No ñaño. Me disculpan, pero no voy a dar entrevistas. Tampoco me tomen fotos.

– Queremos conocer la versión de su hijo y la de ustedes, sus familiares. Saber si Independiente del Valle (IDV) está ayudando al ‘Tin’.

– No se puede, hermano. El abogado nos dijo que no hablemos con la prensa. Después de conocerse la sanción definitiva estaré en condiciones de conversar.

Es el diágolo que publica el rotativo con el padre de Angulo.

A su vez, los habitantes de San Francisco también son herméticos con la situación del artillero. Lo vieron hace dos semanas, pero nadie se atreve a hablar detenidamente con los periodistas. Unos dicen que se fue a Ibarra, otros aseguran que está en Quito. Nadie quiere identificarse.

El periódico recoge las versiones de una moradadora que mantiene su identidad en reserva. «No quisiera que José se quede en San Francisco, tampoco en San Lorenzo; acá no hará nada ese muchacho, se va a perder…». Ella cree que Independiente del Valle debería darle chance de practicar y pagarle un pequeño sueldo hasta que cumpla su castigo. Lo peor, según estos ‘chismes de cocina’, es que el ‘Tin’ Angulo no estaría entrenando en ningún equipo y tampoco tendría la voluntad de hacerlo. Retomaría los ensayos el próximo año.

Además, El Telégrafo recalca que según las versiones de los moradores, el hermano mayor de José era adipto a las drogas, pero que el futbolista no, y por eso la sorpresa al conocerse que el Granada suspendía el contrato de Angulo tras conocer el positivo por cocaína.

Así mismo, según lo expresado por Santiago Morales, Independiente del Valle no puede acoger legalmente a Angulo porque es jugador del Granada. Por tal razón, el ‘Tin’ no puede percibir un salario ni entrenarse en el cuadro de Sangolquí. Pero lo que sí hará es seguir luchando porque el club español respete el contrato que firmó el atacante por 5 años, después de adquirir el 70% de los derechos deportivos del esmeraldeño y por cuya negociación se comprometió a pagar cerca de $4,5 millones de dólares.

Según el directivo, el Granada actuó de manera unilateral, desechando una transacción que tenía aprobada, pues el elemento, además de estampar su rúbrica, pasó las pruebas médicas, ensayó con el plantel y hasta tenía asignado el número 23 para su dorsal. Morales enfatiza que la resolución del litigio tomará un tiempo.

Por el momento queda esperar cuánto tiempo más se tomará la Conmebol para suspender a José Angulo, una sanción que podría ascender a dos años según el Reglamento Antidopaje de la Federación Internacional de Asociaciones de Fútbol (FIFA) en su artículo 45. 

 

Fuente: Revista Estadio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí