Los cuatro comandantes de las Fuerzas Armadas y el comandante de la Policía Nacional ya no serán los representantes directos del personal uniformado activo en sus institutos de seguridad social, tras la aprobación el jueves pasado en la Asamblea de la Ley de fortalecimiento de esos regímenes especiales de las FF.AA. y la Policía.

La norma establece una nueva integración de los consejos directivos de los institutos de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (Issfa) y el de la Policía (Isspol), en el que los comandantes solo tendrán delegados.

El Issfa lo integrarán el Ministro de Defensa o su delegado que lo presidirá y tendrá voto dirimente; el delegado del jefe del Comando Conjunto; un delegado de los comandantes de las tres fuerzas (Ejército, Armada, Aviación); dos representantes de la tropa en servicio pasivo y uno por los oficiales en servicio pasivo.

Antes lo integraban el ministro, el jefe del Comando Conjunto, los comandantes generales de Fuerza, un representante por los oficiales pasivos y uno de tropa en servicio pasivo.

En el Isspol se introdujo la representación del ministro del Interior, que no estaba prevista; y se eliminó la presencia de un policía de tropa y uno de los oficiales activos.

Entonces, en su directorio queda el ministro del Interior o su delegado con voto dirimente; y delegados del comandante, del subsecretario de Policía, del director de Personal, del director de Bienestar; un representante de los oficiales en servicio pasivo; y dos por la tropa en servicio pasivo.

Los comandantes de fuerza son los responsables de dirigir las acciones, y eso no se puede delegar… Que el director se elija de una terna que provenga de los gobiernos de turno politizará la institución”.
Bolívar Silva, miembro del Issfa

Antes, lo dirigía el comandante general; el subsecretario de Policía; el director de Personal; un representante de los oficiales activos, uno de la tropa, otro por oficiales pasivos y otro de la tropa en servicio pasivo.

Cada delegado deberá tener título de tercer nivel y experiencia en seguridad social.

Esta propuesta se incluyó a partir de las sesiones del 21, 26, 29 de septiembre y 7 de octubre, de la Comisión de los Derechos de los Trabajadores de la Asamblea, al preparar el informe para segundo debate.

En ese documento se observa que lo discutieron los oficialistas Bairon Valle, Marllely Vásconez, Fausto Cayambe, Betty Carrillo, Mary Verduga, José Torres, Irma Gómez, Álex Guamán. No participaron representantes de los militares y policías u otras autoridades, como sucedió en el desarrollo del primer debate.

Así, el proyecto que fue iniciativa del presidente Rafael Correa y que contenía 15 artículos, aumentó a 92. Es decir, 77 nuevas disposiciones.

Para el director del Issfa, Juan Francisco Vivero, es una “reforma integral” a esa ley de Seguridad Social, ‘sin sustento técnico financiero del fortalecimiento’. Lo expresa en un oficio que remitió al ministro Ricardo Patiño el mismo día en que el oficialismo la aprobó.

Luego de que entre en vigencia, los directores del Issfa y del Isspol lo elegirán los directorios, de una terna que remitan los ministros de Defensa y del Interior. Deberán acreditar un título de tercer nivel y cinco años de experiencia en temas gerenciales y seguridad social.

Carlos Urbina, presidente de la Confederación de militares en servicio pasivo y montepío de las Fuerzas Armadas, dice que seguirán las instancias judiciales para impugnar y que no les “conviene mucho esta ley porque nos están anexando al régimen social general”.

Bolívar Silva, delegado de los retirados en el consejo del Issfa, reclama que los nuevos artículos no se socializaron, y desaparecen el régimen especial. “Los comandantes de fuerza son los responsables de dirigir las acciones, y eso no se puede delegar; un delegado en esa función es un error. Que el director se elija de una terna que provenga de los gobiernos de turno politizará la institución”.

Los militares que no son expertos no van a poder acceder a esos puestos. Hasta que se perfeccionen pasará un tiempo, y los delegados de tropa y oficiales podrían tardar en elegir sus representantes con esas características”.
Stalin Raza, Constitucionalista

El constitucionalista Stalin Raza cree que lo que busca el régimen es “sacar la influencia de la administración militar y pasarla a la civil”. 

 

Fuente: El Universo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here