In this video grab taken from footage broadcast by the UK Parliamentary Recording Unit (PRU) via the Parliament TV website on January 24, 2017, British Secretary of State for Exiting the European Union (Brexit Minister) David Davis, makes a statement to the House of Commons on the Government's Brexit plans. The British government on Tuesday said it would present draft legislation "within days" to begin the process of withdrawing from the EU, after a Supreme Court ruling demanded prior approval from parliament. Brexit minister David Davis said the "straightforward" legislation would allow the government to move ahead "swiftly" with its timetable of beginning the formal process by the end of March. / AFP PHOTO / PRU / Handout / RESTRICTED TO EDITORIAL USE - MANDATORY CREDIT " AFP PHOTO / PRU " - NO MARKETING NO ADVERTISING CAMPAIGNS - NO RESALE - NO DISTRIBUTION TO THIRD PARTIES - 24 HOURS USE - NO ARCHIVES
El gobierno británico debe obtener la aprobación del Parlamento antes de iniciar el proceso para sacar a Gran Bretaña de la Unión Europea, dijo la Corte Suprema del país.
 
La sentencia aprobada por 8 votos contra 3 obliga al gobierno a someter un proyecto al Parlamento —lo que da a los europeístas una oportunidad de flexibilizar las condiciones de salida. Los partidarios del Brexit habían objetado con el argumento de que el Parlamento no debería tener el poder de anular una decisión del electorado, que votó a favor de la salida en un referendo el 23 de junio.
 
La sentencia de la Corte Suprema no significa que Gran Bretaña permanecerá en la UE. Pero podría demorar el proceso aunque Downing Street dijo que el proceso sigue desarrollándose de acuerdo con sus plazos.
 
El presidente del alto tribunal, David Neuberger, dijo que la decisión fue aprobada por una mayoría de 8 jueces a 3. De forma unánime, los 11 magistrados de la corte señalaron que no es necesario consultar a Escocia, Gales e Irlanda del Norte sobre el Brexit.
 
El gobierno acatará el fallo judicial, explicó el secretario de Justicia británico, Jeremy Wright. Más tarde se realizará una declaración en el Parlamento.
 
La decisión obliga al gobierno a presentar un proyecto de ley en el Parlamento, lo que concede a los políticos proeuropeos una oportunidad para suavizar los términos de la marcha de Gran Bretaña del bloque. 
 
May quiere recurrir a la prerrogativa real, una competencia centenaria, para invocar el Artículo 50 del tratado de la Unión Europea iniciando dos años de conversaciones para dejar el bloque. Este poder, tradicionalmente en manos de los monarcas, permite tomar decisiones sobre tratados y otros asuntos sin necesidad de la aprobación de la cámara baja.
 
«El referéndum tiene un gran significado político, pero el acto del Parlamento que lo estableció no decía qué debería pasar como resultado, por lo que cualquier cambio en la legislación para dar vigencia al referéndum debe hacerse de la única forma permitida en la Constitución británica, es decir, con un acto del Parlamento», explicó Neuberger en la lectura del veredicto.
 
«Proceder de otra forma sería una violación de los principios constitucionales asentados siglos atrás», agregó.
 
El caso es considerado el más importante de la última generación, aclarando quien tiene, en última instancia, el poder en el sistema de gobierno británico: el primer ministro y su gobierno, o el Parlamento.

Fuente: Ecuavisa

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí