Gestores y artistas exponen puntos de vista sobre el Festival Internacional de Artes Vivas de Loja.
 
El debate sobre el Festival Internacional de Artes Vivas de Loja (Fiavl) no ha cesado. Esto, alrededor de cuestionamientos sobre su costo, su planificación y organización.
 
El tratamiento se ha extendido también a temas que tienen que ver con el quehacer del sector y la falta de una normativa que cubra a los artistas nacionales.
 
El análisis de artistas y gestores del ámbito escénico ha llegado incluso a cuestionar si el Fiavl será una verdadera plataforma artística o política.
 
Arte
“Que el festival no sea nada más un evento, sino que se convierta en un espacio donde se pueda reconocer todos los procesos que ya existen en el Ecuador”, señala Iván Morales, presidente de ANAE (Asociación Nacional de Artes Escénicas) y exmiembro del comité curatorial del Fiavl, quien renunció al cargo por la postura gremial a la que pertenece.
 
Morales indica que el festival no nació como una propuesta de la coyuntura local, sino para reflejar el famoso festival de Aviñón, de Francia. Pese a este reparo, el presidente de ANAE asegura que se llegaron a acuerdos para generar un recorrido artístico nacional hasta llegar al Fiavl, estos encuentros se llamarían ‘Camino a Loja’, pero nunca se dieron.
 
A Patricio Vallejo Aristizábal, actual director del Fiavl, el hecho de que el Presidente de la República impulse este festival resulta “una gran oportunidad para las artes escénicas que debemos aprovechar, teniendo en cuenta la necesidad de institucionalizarlo y apreciándolo en su contexto”.
 
Vallejo dice que son inviables los encuentros regionales previos para la selección de obras por el corto plazo de su administración y por el cercano inicio del Fiavl, mismo que se llevará a cabo en noviembre de 2016, pero señala que se complementará esta tarea con la presentación de obras en subsedes regionales, en Esmeraldas y Portoviejo.
 
Política
Para el actor Christoph Baumann el problema radica en “cómo ubicar un festival que no tiene ningún proceso, ni historia con el sector de los hacedores de las artes escénicas del país”.
 
Y es que el actor indica que el sector de las artes escénicas no requiere simplemente en acceder a fondos de forma “clientelar” o participar de la organización de ciertos eventos, sino que se garanticen políticas públicas que sean reales incentivos para la labor artística.
 
Baumann señala que la organización del Fiavl es cuestionable tal como se está presentando, con la inconformidad de gremios de la cultura nacional e incluso relaciona la edificación del nuevo teatro en Loja -en plena época electoral- con una plataforma política para el actual Gobierno.
 
Por otro lado, el actor Alex Altamirano señala que es importante que se efectúen festivales más allá de las ciudades donde se centraliza todo (Quito y Guayaquil), aunque “los grupos que manejan intereses particulares, son capaces de oponerse a cualquier propuesta, simplemente por oponerse”.
 
Altamirano además confía en que “las leyes que se están creando, se conviertan en sustento de nuestro desarrollo y no en la caridad del Gobierno de turno en busca de adeptos a sus causas”.
 
Así, la organización de un festival en el país, que mostraría la propuesta de las artes escénicas en el contexto internacional, se ha convertido en la mesa de debate sobre la falta de reconocimiento a la labor de gestores y artistas, quienes aún trabajan sin una ley (que también está tan pendiente como en debate) para establecer las políticas públicas adecuadas para el sector, tal y como lo manda la Constitución.
 
Hasta el cierre de esta edición, el Ministerio de Cultura y Patrimonio informaron que se seleccionaron 22 propuestas para este Festival, aunque no se detallaron cuáles resultaron escogidas. (MJC)
 
EL DATO
El Festival de Loja se realizará del 17 al 27 de noviembre de 2016. El presupuesto otorgado es de 1’160.714.
 
Voz oficial
Patricio Vallejo A.
Para el director de este encuentro “El Festival Internacional de Artes Vivas de Loja es un evento artístico, pensado para el impulso de las artes escénicas ecuatorianas y para el público, con garantía de independencia creativa. La programación artística, pedagógica y académica responde a una mirada desde el arte escénico. Yo soy una persona del teatro, que luego del Festival volverá a su actividad privada habitual”.
 
“El sector de las artes escénicas no quiere simplemente acceder a fondos de forma clientelar”.
Christoph Baumann,
 Actor.
 
“A la final hemos venido trabajando sin leyes y sin reglamentos, pero necesitamos tener ya un reconocimiento de los procesos que hemos mantenido durante varios años”.
Iván Morales,
exmiembro curatorial Fiavl.
 
“Por el desarrollo de las expresiones culturales del Ecuador, espero que primero maduremos todos”.
Alex Altamirano,
Actor.
 

Fuente: La Hora

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí