El sacerdote franciscano, Juan Luna Rengel, manifiesta que, ante todo, está la vida. Plantea ideas.
 
El proyecto del alcalde de Loja, José Bolívar Castillo, de desaparecer de las calles a los canes y palomas sigue generando reacciones en contra. Esta vez, el padre Juan Luna Rengel, integrante de la Comunidad Franciscana, da su punto  de vista. De antemano, no está de acuerdo con esa propuesta.
 
El religioso  manifiesta que la Orden Franciscana, entre una de las prioridades fundamentales, persigue renovar y recuperar el espíritu  de San Francisco de Asís que “consideraba a todos los animalitos como sus hermanos. Hay un pasaje dentro de la vida del santo que señala, incluso, cuando veía un gusanito arrastrándose lo hacía a un lado con el fin de no pisarlo”.
 
El padre Juan Luna Rengel, quien también es  rector de la Unidad Educativa Fiscomisional San Francisco de Asís, manifiesta que, durante estos días, la colectividad se encuentra analizando la idea del alcalde, José Bolívar Castillo, de eliminar a los perros callejeros porque, según la autoridad municipal, existen más de 100 mil en la urbe.
 
El padre franciscano, en ese sentido, considera “imprudente un poco” la versión del alcalde lojano de eliminar los animales y si no sirven para algo más convertirlos en abono. En su criterio, los animales, por su naturaleza de seres vivos y como imagen de la creación de Dios tienen sus derechos, principalmente si la Constitución del país garantiza la defensa de los animales.
 
“La propuesta del alcalde, considero yo, que debe ser por él mismo y por el Municipio analizada con detenimiento”, dice el directivo del plantel franciscano y sugiere, por ejemplo,  que deben crear  un sentido de formación y responsabilidad a quienes tienen animales en sus domicilios: cuidarlos, asistirlo y protegerlos.
 
“Si no existe esta respuesta de la ciudadanía y de los dueños de los perros, el Municipio, antes que eliminarlos, tiene que crear un mecanismo de asistencia a estos animalitos que, por alguna circunstancia, pueden estar deambulando en las calles. Es posible que sean muchos, pero también son seres que necesitan ser cuidados”, precisa.
 
El rector de la Unidad Educativa San Francisco manifiesta que el Municipio debe encontrar el mecanismo legal para crear un espacio y tampoco está de acuerdo con la visión del alcalde de aplicar un impuesto para quienes protestan en las redes sociales “en contra de sus declaraciones. Aquí hay discriminación porque si aplicamos un impuesto tiene que ser para todos los ciudadanos que se beneficiarán porque algún momento llegarán a tener no amínales deambulando, sino en un lugar seguro”.
 
Sobre las manifestaciones organizadas por sectores defensores de los animales, el padre Juan Luna Rengel precisa que la ciudadanía tiene derecho a expresarse y, sobre todo, a defender la vida y el derecho a vivir que tienen los animales. (JPP)
 
La ciudadanía tiene derecho a expresarse”
Padre Juan Luna Rengel
 

Fuente: http://lahora.com.ec/index.php/noticias/show/1101955611/-1/%E2%80%98Es_imprudente_la_versi%C3%B3n_del_alcalde_de_eliminar_a_los_animales%E2%80%99.html#.V2gJNvnhBdg

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí