Diversidad de productos se expendieron ayer en la vía Loja – Catamayo, durante el recorrido de la Virgen del Cisne, en su último tramo. Los comerciantes aprovecharon esta ocasión para generar ingresos debido a la gran afluencia de personas.

 

Comida, agua y frutas fueron los artículos más solicitados por los caminantes, además se vendían rosarios, collares e imágenes religiosas. Para protegerse del sol se ofertaban gorros y sombreros.

 

Los comerciantes se apostaron desde la madrugada de ayer en la vía de 37 kilómetros, para preparar los alimentos a vender y reservar un espacio adecuado en el que ofertar sus productos.

 

Luego de que la imagen de la Virgen del Cisne llegó a la Urna del Villonaco, sitio en el que se concentraron la mayor parte de los vendedores de comida, los comerciantes guardaron los artículos que no lograron vender, recolectaron la basura generada en sus alrededores y se prepararon para retornar a sus ciudades a continuar con el trabajo. (GAM)

 

El dato

En Catamayo se hizo ayer una minga de limpieza para recolectar los desechos que quedan luego de la romería.

 

Fuente: La Hora

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí