Este año se postergará su instalación en la Iglesia Catedral. Es considerado un atractivo nacional.
 
10 años han pasado desde que en la iglesia del barrio La Pradera de la ciudad de Loja el Padre Jimmy Arias decidiera darle una connotación mayor a la recreación del nacimiento de Jesús a través de un pesebre monumental que en este tiempo fue creciendo en detalles, dimensiones y sobre todo en notoriedad a pesar de haber permanecido por siete años en la lejana Amaluza, antes de regresar a Loja para ser acogido en la Iglesia Catedral.
 
Su instalación ya genera expectativa nacional más aún cuando se anticipa un montaje en el que destacarán las cascadas y riachuelos, al ser su tema ‘Cristo fuente de agua viva’, aunque en esta ocasión se deberá esperar un poco más para admirarlo, pues debido a que el próximo domingo es la clausura del año de la Misericordia no es posible iniciar el montaje sino hasta el 14 de noviembre y tener listo el pesebre hasta el 25 de noviembre.  
 
El padre Jimmy Arias señala que el pesebre ha llegado a tener 220 metros cuadrados, los cuales ya no pueden sobrepasar por el espacio mismo de la Catedral, no obstante se analiza la posibilidad de exponerlo en un sitio en donde se lo pueda admirar de todos los ángulos y exista mayor facilidad de circulación, a diferencia del año anterior cuando se lo armó en la nave sur del templo y se tuvo problemas de aglomeración.  
 
Se estima que en el 2015 fueron 120 mil personas las que visitaron el pesebre, una cifra que puede superarse este año, debido a que se lo integrará en los recorridos turísticos por el Festival Internacional de Artes Vivas.
 
Novedades
Se anticipa nuevas construcciones e innovaciones en el diseño, materiales y técnicas, además se mantendrá el sorteo de un pesebre a escala entre todas las personas que se inscriban gratuitamente en el libro de visitas y para ayudarse en el financiamiento del montaje y los gastos que demanda este proyecto que se mantendrá hasta el 8 de enero, la Epifanía del Señor, se pondrán a la venta pesebres a escala en la Diócesis de Loja.
 
Objetivo  
El Padre Arias indica que el objetivo que se procura es que el pesebre “se convierta sobre todo en una catequesis viviente para los niños y los adultos”, pues desde el inicio se lo planteó como un medio de evangelizar a los niños de un mundo consumista en el que la Navidad se resume en juguetes. 
 
“Les invitamos a verlo, la gente se queda encantada, les acerca mucho al misterio de la Navidad, vale la pena verlo”, asegura el religioso. (CAB)
 
Tome nota
El montaje del pesebre monumental se ha dado gracias al auspicio de la empresa privada, no obstante este año no será posible. Ante ello se venderán pesebres a escala.
 

Fuente: La Hora

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here