Su deceso fue en la noche del miércoles. En Loja y Saraguro lo recuerdan los calasancios y amigos con eucaristías.
 
Con lágrimas y mucha nostalgia sacerdotes, docentes y alumnos de la Unidad Educativa Calasanz participaron de las eucaristías que se celebraron en honor al padre Ángel Campelo Campelo quien fue rector por alrededor de 14 años en el plantel.
 
Según se informó su deceso fue a eso de las 23:00 del miércoles en Medellín-Colombia, hecho que fue comunicado a la congregación de Escolapios que se encuentra en Loja y que ayer informaron la mala noticia a los alumnos, padres de familia y docentes. 
 
El padre Oswaldo  Espinoza Fernández, rector de la institución, contó que durante el día miércoles estuvo pendiente porque se puso muy grave; pero recibió la lamentable noticia del fallecimiento a las 23:00 del miércoles.
 
Hoy a las 10:00 será el la misa y luego el sepelio en Medellín ya que en el lugar se encuentra también su familia. Simultáneamente se efectuará a la misma hora la misa en la Unidad Educativa de Loja; por lo que invitan a la comunidad a que los acompañen a celebrar la vida del sacerdote. 
 
Sentir
El rector con muestra de suma tristeza expresó que es una pérdida muy fuerte, “el padre se entregó a la educación y dejó en Loja un legado que no tiene nombre, ni precio”, afirmó.
 
Dando un respiro dijo que esto los compromete más a seguir con la obra educativa que el padre Ángel realizó, “nosotros debemos ser seguidores fieles de su trabajo”, afirmó.
 
Entre los maestros que empezaron a conversar sobre la labor del padre recordaron que uno de los edificios, que incluso lleva su nombre, fue levantado gracias a la labor del sacerdote; pues se decía que hizo muchas obras por Loja.
 
El padre, Manuel Latorre, opinó que se queda con muchos recuerdos bonitos que compartió con el padre Ángel, “se perenniza su carisma y la experiencia del evangelio tratando de vivirlo de manera adecuada con los jóvenes, claustro de maestros y los padres de familia”, recalcó.
 
Un exalumno del plantel, Mario Orellana, recordó al Padre como una persona muy buena, “fue un mentor, un forjador de juventudes, consejero, amigo leal  y un señor en todo el sentido de la palabra”.
 
En las redes sociales fueron innumerables los mensajes que se emitieron de personas que conocieron al sacerdote. Las palabras dejaban entrever la labor cumplida a lo largo de su vida.
 
Saraguro
En la Unidad Educativa Calasanz de la ciudad y cantón Saraguro, el padre escolapio Gustavo Maldonado, anunció el fallecimiento del padre Ángel Campelo en la mañana de ayer. Esto generó consternación en los presentes.
 
Luego de unas palabras del sacerdote, la rectora del establecimiento, Pilar Yépez, pidió un minuto de silencio.
 
A las 10:00 en el plantel y a las 18:00 de ayer en la Iglesia matriz se celebraron dos eucaristías  en memoria del líder Calasancio. Hoy tienen previsto ubicar la capilla ardiente en la institución desde las 07:30 hasta las 15:30, la idea es que acuda la gente a elevar sus plegarias por el clérigo. (DVL).
 
TOME NOTA
Hoy será la eucaristía de despedida a las 10:00 en Medellín-Colombia y luego se cumplirá con el sepelio. También habrá una misa a la misma hora en la Unidad educativa Calasanz de Loja. 
 
“El padre Ángel para nosotros los religiosos es una familia. Para mí es un hermano”.
Padre Oswaldo  Espinoza Fernández
Rector del Calasanz.
 
“El padre Ángel marcó muchas vidas por su estilo y labor. Muchas personas lo tenemos muy presente”.
Padre Manuel Latorre
De la congregación de Escolapios. 
 
Detalles
De la vida y obra del sacerdote
Fue fundador de la obra espiritual y física de la Unidad Educativa Calasanz.
Fue rector de la institución durante 14 años.
Creador y propulsor del Sistema de Gestión de Calidad ISO 9001.
Recibió la presea de ‘Extranjero ilustre’ otorgada por el Municipio de Loja.
Orientador y guía espiritual en diversos medios de comunicación.
Reconocido conferencista, escritor, orientador vocacional y familiar.
 
 
 
Biografía del padre
 
Ángel Campelo Campelo, nació en San Román de los Caballeros (provincia de León-España), el 23 de octubre de 1945. Empezó sus estudios en la escuela de su pueblo con el su maestro, Ricardo Álvarez, a quien siempre recordó con gratitud.
 
A los 13 años ingresó al Seminario de los Padres Escolapios en la provincia de Santander y empezó el bachillerato. Fue con la idea muy clara de ser sacerdote y de la orden de los escolapios, y desde esos momentos su ideal siempre fue laborar en las escuelas fundadas por San José de Calasanz.
 
En 1962 hizo los primeros votos y continuó con sus estudios de teología y filosofía. A los 22 años se integró a un colegio, para tener experiencia comunitaria pedagógica y confirmar si su vocación encuadraba dentro de la pedagogía calasancia y de la vida comunitaria como religioso.
 
En Salamanca (ciudad de Castilla y León, España), luego de terminar la teología y filosofía, siguió con los estudios de psicología. El 30 de julio de 1972 se ordenó de Sacerdote, a los 29 años fue nombrado rector de un seminario de los escolapios, pero su motivación e ilusión era trabajar en Latinoamérica.
 
Como todos los religiosos de su orden, hizo votos de castidad, pobreza y obediencia; así como el voto de educar. Renunció al rectorado del seminario y el 14 de enero de 1979 partió a Colombia, donde trabajó en un colegio cooperativo Calasanz durante 17 años.
 
Ahí contribuyó a cambiar la realidad del sector, porque su motivación y objetivo en la vida era llegar a un sitio, ver, oír, juzgar y actuar.
 
En agosto de 1995 le informaron de su traslado a Loja y llegó a esta ciudad el 28 de septiembre de 1996. Un detalle muy personal de ser rector era llegar al colegio a las 06:30 y recibir a los alumnos en la puerta, para darles la bienvenida.
 
Así vivió su ser escolapio en la ciudad de Loja, hasta el día 10 de enero del 2011, regresó a la ciudad de Cúcuta y luego a Bogotá a prestar su servicio pastoral y educativo.
 
En el 2014, la obediencia religiosa y su amor por el Ecuador lo hizo volver para rectorar la Unidad Educativa Fiscomisional San José de Calasanz de la ciudad de Saraguro, hasta el año lectivo 2014-2015.
 
Posteriormente pasó a ser coordinador General de esta obra educativa hasta el 14 de octubre, en el que partió para la ciudad de Medellín aquejado por su salud que lo debilitó aceleradamente hasta la noche del miércoles a las 23:00 que descansó en los brazos amorosos del Padre Dios. 
 
 

Fuente: La Hora

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí