El nuevo Gobierno egipcio, encabezado por el tecnócrataIbrahim Mehleb, tomó hoy posesión con el cometido de abordar la crisis económica y de seguridad durante el inicio del mandato del presidente Abdelfatah al Sisi.
 
Es el primer gabinete bajo la Presidencia de Al Sisi, que asumió el cargo hace nueve días, y el tercero desde la destitución por un golpe de Estado militar del islamista Mohamed Mursi, el 13 de julio de 2013.
 
Al Sisi ha vuelto a confiar en Mehleb para dirigir el ejecutivo, en el que hay tan solo trece caras nuevas y mantienen sus puestos los prominentes ministros de Defensa, Sedqi Sobhi, y de Interior, Mohamed Ibrahim.
 
Mehleb, un ingeniero ligado al régimen de Hosni Mubarak (1981-2011) y que presidió una de las mayores constructoras de Oriente Medio, estaba desde marzo pasado a la cabeza del Ejecutivo, después de haber sido ministro de Vivienda durante el gobierno de Hazem el Beblaui.
 
En declaraciones recogidas por la agencia estatal de noticias Mena, Mehleb hizo hoy hincapié en la lucha contra la corrupción y la racionalización del gasto en un «Egipto rico que necesita una buena gestión de los recursos».
 
También aseguró que la próxima etapa «verá movimientos urgentes» y pidió a los ministros que mejoren la seguridad ciudadana, el control del tráfico y la lucha contra el acoso a las mujeres, entre otras prioridades.
 
La ceremonia de juramento se celebró en el palacio presidencial de Al Itihadiya, en El Cairo, ocho días después de que el ejecutivo presentara su renuncia -como estaba previsto- al asumir Al Sisi la Presidencia del país.
 
Entre los nuevos ministros destaca Sameh Shokri, que fue embajador egipcio en Estados Unidos y ocupa la cartera de Asuntos Exteriores, en sustitución de Nabil Fahmi.
 
Debido a la severa crisis económica que sufre Egipto, otro de los cambios más importantes afecta al Ministerio de Inversiones, que ahora será dirigido por el veterano banquero Ashraf Salman, director ejecutivo de un banco de inversión.
 
Al frente del Ministerio de Finanzas se mantiene Hani Kadri Demian, que ha sido un negociador clave en Egipto con el Fondo Monetario Internacional (FMI).
 
Para abordar los retos económicos y la escasez energética, Al Sisi cuenta con la ayuda de países como Arabia Saudí, Emiratos o Kuwait, que se estima que han prometido más de 20.000 millones de dólares a Egipto desde la caída de Mursi.
 
De hecho, tras conocerse la victoria de Al Sisi en las elecciones presidenciales, el rey saudí, Abdalá bin Abdelaziz, convocó una conferencia de donantes de los países amigos de Egipto para ayudar a superar la crisis.
 
Otras novedades de este gabinete, que solo cuenta con cuatro mujeres, son la desaparición de los ministerios de Información y de Desarrollo Local, y la creación del Ministerio de Desarrollo Urbano.
 
Los miembros del Gobierno mantuvieron su primera reunión con Al Sisi tras el acto de juramento.
 
Junto al tema económico, otro de los principales objetivos del gabinete es restablecer la seguridad en el país, donde hay frecuentes ataques terroristas y manifestaciones de los partidarios de Mursi, en su gran mayoría vinculados a los ahora ilegalizados Hermanos Musulmanes.
 
El ministro del Interior, Mohamed Ibrahim, afirmó hoy que la lucha de las fuerzas de seguridad actualmente está centrada en poner fin a los focos criminales, en el marco de su persecución contra los islamistas.
 
«Al Sisi ha pedido intensificar las labores de seguridad para imponer el orden público en las calles del país y aplicar la ley a todos sin excepción», dijo Ibrahim tras jurar el cargo.
 
El gobierno también deberá conducir el país a la celebración de elecciones legislativas, aún sin fecha, el último paso de la hoja de ruta establecida por el Ejército tras la destitución de Mursi.
Fuente: http://www.ecuavisa.com/articulo/noticias/internacionales/67838-nuevo-gobierno-egipcio-toma-posesion-reto-reflotar-economia

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí