Un grupo de gaviotas de la playa de Seal Isle City, en Nueva Jersey, (EE.UU.) se convirtió en la peor pesadilla de un niño que trataba de ofrecerles comida. El pequeño les quiso demostrar su cariño cuando intentó alimentar a las aves que merodeaban por la zona, pero ellas, lejos de conformarse, persiguieron al menor en busca de un manjar mucho mayor.
 
El niño entró en pánico y salió huyendo por la playa mientras las gaviotas lo perseguían. Todo el suceso fue grabado por la mujer que acompaña al chico, de nombre Patrasha, quien publicó el video en su cuenta de Twitter junto a unos selfies en los que dejaba ver que las gaviotas también intentaron ‘cazarla’ a ella. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here