Los bachilleres llegaron a la UNL para reclamar. El tema presupuestario sigue siendo el problema.
 
En medio del reclamo de los bachilleres por la postergación del curso de nivelación en la Universidad Nacional de Loja (UNL), ayer se hizo pública una nueva fecha para el inicio de las actividades académicas que sería el 9 de diciembre, a pesar que el financiamiento de este programa aún no se ha esclarecido.
 
La estudiante María Belén Carrión, quien participó de la protesta, indica que se sienten molestos debido a que ya en tres oportunidades los han convocado en falso, por lo que esperan que finalmente puedan comenzar a prepararse para su ingreso a la universidad, aunque están conscientes que ahora deberán tener jornadas más extenuantes.
 
Destaca que estas convocatorias han generado inconvenientes especialmente en quienes son de otros cantones o provincias, como en su caso, ya que vive en Morona Santiago y ha tenido que realizar viajes de 15 horas para encontrarse que las clases no iniciaban y no había nadie que dé respuestas claras.
 
El origen del problema
A pesar de que los programas de nivelación se cumplen por varios semestres, el que está por iniciar es el primero que lo realizará la UNL por cuenta propia, ya que los anteriores se los cumplió en convenio de la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt) que otorgó recursos para el pago de docentes y otros aspectos logísticos, con una excepción.
 
Edison Ramiro Váquez, vicerrector de la UNL encargado, indica que la Senescyt emitió una resolución el 15 de septiembre en la que se señala que los procesos de nivelación deben ser planificados y ejecutados por las instituciones de educación superior, por lo que el curso que estaba programado para el 28 de noviembre no se lo pudo ejecutar.
 
Vázquez señala que una vez se contó con la planificación completa se emitieron los informes correspondientes para dar inicio al proceso  pero no se contó con la autorización del rectorado de la UNL y en consecuencia la Comisión Interventora de Fortalecimiento Institucional (CIFI) emitió una medida urgente para cumplir con este objetivo.
 
Vale anotar que la medida urgente fue impugnada por el rectorado teniendo como principal argumento la falta de recursos para el curso de nivelación dentro del presupuesto de la UNL.
 
Docentes impagos
Esta es una situación que se intentó evitar en el semestre anterior del curso de nivelación que autorizó la CIFI sin el consentimiento del rectorado, que si bien permitió a los estudiantes ingresar a las carreras para las que alcanzaron un cupo, dejó a todo el personal impago hasta la fecha pues para ello no hubo un convenio vigente entre la UNL y la Senescyt.
 
Vázquez indica que se han generado los informes para que se suscriba el convenio pendiente, mientras que para solucionar el problema de financiamiento del nuevo curso considera que el rectorado debe propiciar una reforma al presupuesto de la institución. (CAB)   
 
“Por ahora estamos en el tiempo, esperamos que los estudiantes que están en nivelación puedan ingresar el próximo ciclo a la carrera”
Edison Ramiro Vázquez
Vicerrector (e) de la UNL
 

Fuente: La Hora

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here