El descubrimiento ofrece pistas geológicas cruciales sobre los orígenes de Marte y de la Tierra.

Científicos de una universidad australiana descubrieron el lugar de origen del famoso meteorito marciano encontrado en Marruecos en 2011, y que impactó en la Tierra hace entre 5 y 10 millones de años.

La composición y la estructura del meteorito Black Beauty, (‘Belleza Negra’, o NWA 7034) indican que el fragmento, de 320 gramos, se desprendió de Terra Cimmeria, un área muy vasta y una de las más antiguas del planeta Marte, según un comunicado de la Universidad de Curtin.

«Por primera vez, conocemos el contexto geológico de la única muestra marciana brechada disponible en la Tierra, 10 años antes de que la misión Mars Sample Return de la NASA envíe muestras recolectadas por el ‘rover’ Perseverance que actualmente explora el cráter Jezero», comentó el doctor Anthony Lagain, del Centro de Ciencia y Tecnología Espacial de Curtin.

El meteorito Black Beauty, llamado así por su característico color negro y su inusual forma piramidal, fue descubierto en la parte marroquí del desierto del Sahara en 2011. Posteriormente, cayó en manos de coleccionistas estadounidenses, quienes se lo entregaron a los geólogos, que a su vez lo catalogaron como NWA 7034.

El estudio del meteorito demostró que se trata de una brecha (un tipo de conglomerado formado por una fracción mayoritaria de clastos) que fue expulsado al espacio en un pasado lejano como consecuencia del impacto de un asteroide en la superficie de Marte.

Ese impacto, ocurrido hace 5-10 millones de años, resultó en la formación del cráter Karratha, en el noreste de la región de Terra Cimmeria-Sirenum, en el hemisferio sur de Marte, sugiere el estudio publicado en Nature Communications.

Al juicio de los expertos, su descubrimiento ayudará a poder comparar la historia de la formación de la Tierra y Marte.

«Encontrar la región donde se origina el meteorito Belleza Negra es fundamental porque contiene los fragmentos marcianos más antiguos jamás hallados, con una antigüedad de 4.480 millones de años, y muestra similitudes entre la antiquísima corteza de Marte, de unos 4.530 millones de años, y los continentes de la Tierra actual», enfatizó Lagain.

«La región que identificamos como la fuente de esta muestra única de meteorito marciano constituye una verdadera ventana al entorno más primitivo de los planetas, incluida la Tierra, que nuestro planeta perdió debido a la tectónica de placas y la erosión», concluyó el científico.

Fuente: Russia Today

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí