“Los estudios actuariales respaldan la propuesta”. Con esas palabras, la directora general del IESS, Geovanna León, justificó ante la Comisión de Régimen Económico la inclusión de un artículo en el proyecto de Ley de Incentivos Tributarios, que dispone que ese organismo asumirá el deducible de sus afiliados siempre que se haya pasado por el sistema de derivación del Seguro Social.

Esta medida permitirá “dinamizar la red integral de salud”. Sin embargo, lo que no explicó León en su comparecencia de anteayer, pero que sí consta en su informe entregado a la Comisión, son cuatro tipos de riesgos para el IESS: el de liquidez, el operativo, el reputacional y el legal.

“Esta nueva prestación llevaría al IESS en la dirección opuesta a las recomendaciones del Estudio Actuarial del Seguro de Salud”, señala el documento, pues las empresas de medicina prepagada, “alentadas por la disposición… de asumir los copagos y deducibles”, podrían pactar con los prestadores para subir los precios y provocar un mayor egreso para el Instituto.

Asimismo, esta medida podría convertir al IESS “en un simple pagador”, dice el documento, refiriéndose a los potenciales pagos por maternidad y enfermedad.

El riesgo operativo corresponde a las dificultades que tendría el IESS para atender la nueva demanda de servicios médicos; mientras que el legal, al previsible incremento del número de procesos judiciales por reclamos de los afiliados.

El informe también alerta de que procedimientos podrían cruzarse con las empresas de medicina prepagada, lo que provocaría “una imagen negativa en los afiliados”.

“La normatividad del IESS es débil, lo que sería un factor determinante a la exposición de todos los riesgos”, sostiene el informe.

 

Fuente: El Universo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here