La muerte, los drones y los coches sin conductor. Google parece estar ampliando su zona de influencia más allá de internet hacia todos los aspectos de nuestra vida. Pero ¿qué es exactamente lo que quiere hacer y será bueno para la gente?
 
El más famoso, a un kilómetro del campus principal de Google en Mountain View (California), es el hogar de Google X, un laboratorio de investigación supuestamente secreto del gigante de las búsquedas. En realidad no es muy secreto, según explica Oliver Burkeman, en un artículo que publica ‘The Guardian‘.
 
Hace 10 años, cuando salió a bolsa, Google solo gastó 180.000 dólares en cabildeo, mientras que hasta agosto de este año, según el ‘Wall Street Journal’, había gastado 9,3 millones de dólares, convirtiéndose en la segunda compañía privada que más gasta, por delante de contratistas de defensa tales como Lockheed Martin y superado solo por Dow Chemical. Tanto Facebook como Microsoft gastan significativamente menos.
 
Pero el cabildeo de Google llega mucho más lejos. Si usted es, por ejemplo, un legislador de Illinois ponderando un proyecto de ley para evitar que las personas usen las Google Glass mientras conducen, es posible que sea contactado por lobistas de Google para discutir el tema. Si usted está en condiciones de influir en la legislación sobre los coches sin conductor, seguramente será invitado a dar un paseo en uno de estos autos.
 
¿Qué pretende Google?
Este nivel de actividad política es inusual para una empresa de tecnología que, vista desde una óptica simplista, es una empresa de publicidad con un éxito descomunal, ya que el 90% de sus ingresos, o alrededor de 52.000 millones de dólares en 2013, proviene de anuncios como los que aparecen cuando usted hace una búsqueda, continúa Burkeman.
 
 
Pero además están los coches de autoconducción y los aviones no tripulados. Existe el Baseline Study, un proyecto para recoger la sangre, la saliva y la orina de cientos de voluntarios anónimos para tratar de predecir la probabilidad de ataques cardíacos y otras enfermedades que amenazan la vida humana. Y Calico, una filial biotecnológica que tiene como objetivo, en palabras de la revista ‘Time’, “resolver la muerte”.
 
Tal vez sea hora de prestar más atención a la premisa que promulgaban los creadores de Google, Larry Page y Serguéi Brin, desde el principio: su misión era “organizar la información mundial y hacerla universalmente accesible y útil”.
 
La clave en esta frase es que no hay ninguna referencia a Internet. En cierto sentido, cada persona, cada objeto, cada pensamiento, en cada cerebro, todo lo que cada quien hace en cada momento es información. Page y Brin le avisaron al mundo lo que Google estaba planeando. Simplemente la gente no lo tomó de forma tan literal, todavía.
Fuente: http://www.ecuavisa.com/articulo/noticias/internacionales/81593-como-quiere-google-controlar-nuestras-vidas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here