En Loja, particularmente en la zona céntrica, se evidencia locales que permanecen cerrados o vacíos, con letreros de ‘Se arrienda’. En algunos casos los ocupan y al poco tiempo nuevamente están vacíos, mientras que en otros los ocupan comerciantes que dejaron un espacio más grande, dando prioridad a economizar en el pago de un alquiler.
 
Estuardo Granda, presidente de la Cámara de Comercio de Loja, asevera que efectivamente esta es una realidad local y nacional, en función de la crisis económica que atraviesa el país.
 
De acuerdo con el dirigente gremial, existen negocios de diferente índole que se ven afectados por la falta de circulante, así como por los nuevos impuestos y la agudización de la crisis.
 
“Debemos tomar en cuenta que todos los impuestos que se imponen los termina pagando el consumidor final”, señala Estuardo Granda, quien explica que al no haber circulante disminuyen las compras y por ende las ventas, al igual que la capacidad de pago.
 
De acuerdo con el activista político Carlos Chalaco en toda la provincia de Loja se han cerrado alrededor de 3 mil 500 negocios y asegura que esto lo pudo conocer a través de un informe oficial del INEC.
 
Realidad
En el caso de la ciudad de Loja, dice Carlos Chalaco, esto es palpable porque las actividades económicas se concentran en la zona céntrica y lo que puede observar es el aumento en la venta de bienes raíces, como por ejemplo viviendas o lotes, así como negocios que están cerrando.
 
Estuardo Granda señala que ante los efectos de la crisis, los comerciantes y empresarios se ven obligados a cerrar sus locales, especialmente porque no avanzan a cubrir el pago del arriendo.
 
Además el presidente de la Cámara de Comercio de Loja incluye otro aspecto y es la intervención del centro de la ciudad, con el proyecto de Regeneración Urbana, lo cual sin duda tendrá un impacto en el sector comercial.
 
Trabajo
Otro aspecto que incluye en su análisis Carlos Chalaco, es la realidad de algunos restaurantes, que para evitar el cierre, han optado por reducir personal e incluso adoptar alternativas para atender al público.
 
“Todo esto es una muestra clara de la crisis”, señaló el activista lojano, quien pone como ejemplo que hay locales de comida donde las ventas se reducen y esto se refleja en sus compras, porque también dejan de adquirir productos.
 
Por su parte Estuardo Granda asevera que no se puede pasar por alto que Loja depende en un 63% del comercio e intercambio de productos o servicios, mientras que el otro 37%  de los ingresos de los lojanos, proviene de los sueldos, especialmente del sector burocrático.
 
Por esta razón, al no existir otras fuentes de ingreso y al disminuir las ventas, los comerciantes no tienen capacidad de pago para cubrir los elevados arriendos que imperan en la localidad. (OGS)
 
EL DATO
En la provincia de Loja serían alrededor de 3 mil 500 los negocios que han cerrado.
Fuente: http://lahora.com.ec/index.php/noticias/show/1101939511/-1/Comerciantes_sienten_efectos_de_la_crisis.html#.VyPWuPnhBdg

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here